jueves, septiembre 29

Perotti busca algo de paz gremial y eleva la oferta de suba salarial para los estatales santafesinos hasta el 77%

El Gobierno de Santa Fe que encabeza Omar Perotti ofreció a los gremios de trabajadores estatales una recomposición salarial del 31% en forma escalonada. Este incremento llevaría la paritaria de 2022 a un 77% de incremento de los haberes.

Tras el encuentro de las representaciones sindicales de estatales con los ministros de Economía, Walter Agosto; y de Trabajo, Juan Manuel Pusineri; se conoció que el porcentaje ofrecido por el Gobierno alcanza al 31% para lo que resta del año.

Según informaron fuentes oficiales, la propuesta de suba salarial es escalonada y termina en diciembre.

El cronograma ofrecido a los estatales incluye un 20% de aumento en septiembre –que, en rigor, implica un 12% porque ya había un 8% comprometido-, dos cuotas de 7 puntos de incremento en octubre y noviembre y un 5% con el sueldo de diciembre.

Además, el Gobierno se comprometió a revisar los números el último mes de este año.

El secretario general de la delegación Santa Fe de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Jorge Molina, sostuvo tras la reunión paritaria que lo ofrecido «implica igualar la evolución de salarios con respecto a la inflación».

Perotti busca algo de paz gremial y eleva la oferta de suba salarial para los estatales santafesinos hasta el 77%

«Tenemos una garantía que nos permite llevar previsibilidad a los trabajadores», dijo Molina, para agregar que mañana «se pondrá en consideración de los afiliados» la propuesta elevada por el Gobierno de Omar Perotti.

En marzo pasado las partes habían acordado un aumento salarial del 46% también en forma escalonada, con lo que la suma anual llegaría al 77% para los trabajadores del Estado provincial.

Tanto UPCN como los representantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) solicitaron además al Gobierno provincial que no descuente los días de paro previos al encuentro paritario.

El ministro Pusineri dijo a la prensa que la oferta a los gremios «es buena» y recordó que «requiere aprobación» de las asociaciones sindicales.

A la vez, evaluó la posibilidad de no descontar los días de paro, a cambio de la recuperación de las actividades no realizadas por las huelgas.