sábado, septiembre 25

Las cosas por su nombre

Por Alejandro el “Gitano” Ulloa @GitanoUlloa

La inflación rompió el techo y hay un nuevo piso salarial

Los trabajadores del Congreso acordaron su mejora salarial cuya firma tuvo lugar con los representantes de APL, UPCN y ATE y los titulares del Senado, Cristina Fernández y de Diputados, Sergio Massa. Es del 10% en cuatro tramos acumulativos de julio a octubre que conforman el 46% según el mismísimo Héctor Daer. La “voluntad y sensibilidad” de las autoridades en realidad es el reacomodamiento presupuestario que ataja quejas y calma ansiedades de cara a las elecciones.

En una catarata de acuerdos, las espadas del kirchnerismo (Raverta, Anses, 45%; Volnovich, Pami, 43%; Télam, firmado por la Fatpren, 40%) fijaron un número para “la paritaria de Cristina” que declaró finiquitados los acuerdos obtenidos por los gordos de la CGT bajo “el techo de Guzmán” (29%).

En el ámbito privado los vitivinícolas dieron el batacazo con la firma a febrero de 2022 de un incremento que será de un 47% remunerativo y un 10% no remunerativo más un bono de $8.000. Hubo medidas de fuerza y conciliación obligatoria. El vino estaba picado y casi hay que tirarlo. Los panaderos consiguieron firmar un 40% trasladado al precio de mostrador por las patronales.

El sindicato de Camioneros –cuyo pedido había producido escozor en los empresarios porque salía de la pauta gubernamental de “algunos puntitos sobre el 29%” superando los pedidos de la mayoría de los gremios– acordó con las cámaras un 45% de aumento salarial en tres tramos. El acuerdo, que será abonado 20% en julio, otro 12,5 en noviembre y otro 12,5 en marzo, fue considerado por los secretarios general y adjunto del gremio, Hugo y Pablo Moyano, como “muy importante”. Para Pablo Moyano, se trató de “un acuerdo paritario histórico” porque, entre otras cosas, fue firmado sin tener que recurrir al conflicto gremial y en “un momento económico complejo”, y resaltó “la conciencia empresaria” para poder rubricarlo con éxito. En criollo, es producto del “poder de fuego” del sindicato.

El Papa cantó unas cuantas verdades

En la Organización Internacional del Trabajo, Francisco advirtió sobre la necesidad del diálogo constructivo “estamos llamados a dar prioridad a nuestra respuesta hacia los trabajadores que se encuentran en los márgenes del mundo del trabajo, los trabajadores poco cualificados, los jornaleros, los del sector informal, los trabajadores migrantes y refugiados, los que realizan lo que se suele denominar el “trabajo de las tres dimensiones”: peligroso, sucio y degradante.

Los más vulnerables —los jóvenes, los migrantes, las comunidades indígenas, los pobres— no pueden ser dejados de lado en un diálogo que también debería reunir a gobiernos, empresarios y trabajadores. También es esencial que todas las confesiones y comunidades religiosas se comprometan juntas.(…) Una de las características del verdadero diálogo es que quienes dialogan estén en el mismo nivel de derechos y deberes. No uno que tenga menos derechos o más derechos dialoga con uno que no los tiene. El mismo nivel de derechos y deberes garantiza así un diálogo serio.

El trabajo va más allá de lo que tradicionalmente se ha conocido como “empleo formal”, y el Programa de Trabajo Decente debe incluir todas las formas de trabajo. (…) Las mujeres de la economía informal, incluidas las vendedoras ambulantes y las trabajadoras domésticas, sienten el impacto del COVID-19 bajo muchos aspectos: desde el aislamiento hasta la exposición extrema a riesgos para la salud. (…) Por lo tanto, es muy necesario garantizar que la asistencia social llegue a la economía informal y preste especial atención a las necesidades particulares de las mujeres y de las niñas.

Las capacidades de los empresarios, que son un don de Dios, tendrían que orientarse claramente al desarrollo de las demás personas y a la superación de la miseria, especialmente a través de la creación de fuentes de trabajo diversificadas. Siempre, junto al derecho de propiedad privada, está el más importante y anterior principio de la subordinación de toda propiedad privada al destino universal de los bienes de la tierra y, por tanto, el derecho de todos a su uso». A veces, al hablar de propiedad privada olvidamos que es un derecho secundario, que depende de este derecho primario, que es el destino universal de los bienes.

(…) Los sindicatos son una expresión del perfil profético de la sociedad. Los sindicatos nacen y renacen cada vez que, como los profetas bíblicos, dan voz a los que no la tienen, denuncian a los que “venderían al pobre por un par de chancletas”, como dice el profeta (cf. Amós 2,6), desnudan a los poderosos que pisotean los derechos de los trabajadores más vulnerables, defienden la causa de los extranjeros, de los últimos y de los rechazados. Claro, cuando unsindicato se corrompe, ya esto no lo puede hacer, y se transforma en un estatus de pseudo patrones, también distanciados del pueblo.

Proclamas y Cabildos que organizan y juntan voluntades

El tema es la soberanía sobre el río Paraná

Más de 500 personas participaron del Cabildo Abierto por la Soberanía Fluvial-Marítima y el Canal Magdalena organizado por el Sindicato Argentino de Obreros Navales (Saonsinra) de Juan Speroni junto al Observatorio de la Soberanía Fluvial y Marítima y el Canal Magdalena, Movimiento Octubres, Peronismo de la Soberanía y la Comisión en Defensa de los Ferrocarriles Argentinos. La actividad contó con una importante presencia de referentes y dirigentes políticos, gremiales, empresariales y sociales de todo el país.

Más de 500 personas siguieron el encuentro a través de zoom y otras plataformas que lo transmitieron en forma paralela y concluyó con una amplia adhesión a la Proclama 20 de Junio-Nos Une la Bandera del Paraná Soberano.

Todos los expositores manifestaron la importancia de recuperar la vía navegable troncal–que desde hace más de 25 años se encuentra en manos extranjeras– como así también la concreción de la obra del Canal Magdalena. Ambas fueron consideradas como imprescindibles para recuperar la Soberanía de nuestro país, lo cual impactaría beneficiosamente en el desarrollo productivo y económico de la Argentina.

La jornada contó con la presencia de más de 50 oradores y una fuerte impronta federal. Tras la apertura que estuvo a cargo de Gastón Harispe, Diputado del Parlasur y Secretario General del Movimiento Octubres, hicieron uso de la palabra Jorge Taiana, Senador Nacional y ex Canciller de la Nación, Horacio Tettamanti, ex Subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Julián Domínguez, ex Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Fernanda Vallejos, Diputada Nacional, y otros dirigentes políticos. Participaron además Edgardo Depetri, Secretario de Obras Públicas de la Nación, Juan Grabois, fundador y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos y de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía. Asimismo, José Ignacio de Mendiguren, actual Presidente del BICE, participó con un cálido saludo a los organizadores y participantes. También expusieron Pedro Wasiejko, Presidente de Astilleros Río Santiago, Francisco Banegas, Secretario General de ATE Ensenada, Roberto Baradel, Secretario General de la CTA de los Trabajadores Bs. As., Hugo Godoy, Secretario General de la CTA (A), Miguel Guglielmotti, Secretario General de la CGT Mar del Plata, Héctor Rusciano de la Comisión para la defensa de los Ferrocarriles Argentinos, Osvaldo Iadarola, Secretario General de FOETRA, Héctor Amichetti, Federación Gráfica Bonaerense, entre centenares de participantes.

La disputa por el control de la Red Fluvial Troncal tuvo además una nueva expresión, en el Día de la Bandera con el pronunciamiento de numerosas personalidades sindicales y políticas para que el Estado recupere la administración de los puertos y vía fluvial. Encabezan la proclama Jorge Taiana, Raúl Zaffaroni, Hugo Yasky, Fernanda Vallejos y Pablo Moyano. En una nota para Página 12 firmada por Natalí Risso se conoció que el denominado Grupo 25 de Mayo está integrado por referentes políticos, sindicales, sociales, empresariales, religiosos, juristas, académicos, artistas y periodistas.

Además incluye adhesiones de dirigentes de peso como Juan Carlos Schmid, secretario general de Dragado y Balizamiento y de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FEMPINRA), el dirigente social y sindical Pablo Micheli y los dirigentes sociales Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y actual diputado nacional, y Juan Grabois, titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

La fecha y el tono se pueden interpretar como un intento de una parte del oficialismo por sentar posición en el debate sobre qué sistema aplicar para la explotación comercial a cuarenta días del vencimiento de la concesión actual a cargo de los peajes, las tareas de dragado y balizamiento del río desde hace 25 años. Se trata de una solicitud que contiene definiciones concretas en varios puntos que hasta ahora no fueron determinadas por los funcionarios de la cartera de Transporte, Santiago Cafiero ni el propio Alberto Fernández al pronunciarse sobre el tema.

Retomar el control y administración estatal de la red troncal con una asistencia de la Administración General de Puertos (AGP); e intervención del recientemente creado Consejo Federal de la Hidrovía y de la Comisión Bicameral, que cuenta con media sanción del Senado de la Nación.

Crear un organismo de control y una base federal de información centralizada y optimizar los mecanismos de fiscalización aduaneros, impositivos y del tránsito fluvial, con el objetivo de ejercer un efectivo monitoreo y control de la actividad portuaria y del tráfico comercial.

* Ejercer el cobro de peajes en el tránsito fluvial, a partir de lo cual el Estado podrá invertir en el fortalecimiento y desarrollo de capacidades y tecnología propias.

* Concretar la puesta en marcha del canal Magdalena, indispensable para estructurar el desarrollo de una perspectiva marítima estratégica integrada con el sistema fluvial de la Cuenca del Plata.

* Diseñar una estrategia por etapas, que contemple acciones, por un lado, para el corto plazo, y, por el otro, para el mediano y largo.

“Como en 1812, cuando el general Manuel Belgrano por primera vez izó la bandera nacional a orillas del río, hoy el Paraná sigue siendo ámbito de debate y acción imprescindible para afirmar, con la fuerza y la dignidad histórica del pueblo argentino, la soberanía nacional”, termina el comunicado que lleva más de 3.000 firmas, encabezadas por el ex miembro de la Corte Raúl Zaffaroni, el senador nacional Jorge Taiana, la diputada nacional Fernanda Vallejos, el secretario adjunto de Camioneros Pablo Moyano y el titular de la CTA, Hugo Yasky, y el vicepresidente de la UIA Guillermo Moretti.

Más de @GitanoUlloa en unblogdeclase.com