sábado, septiembre 25

A 20 días del cierre de listas, el sindicalismo sale a la caza de lugares que les garanticen representación

Como en cada elección y a 20 días del cierre de listas para las legislativas de este año, el sindicalismo está pugnando por ubicar dirigentes en las boletas, especialmente en las del Frente de Todos, aunque podría no haber lugar para todas las líneas internas en las que está dividido el movimiento obrero.

Si bien son rivales dentro de la CGT, tanto su cotitular Héctor Daer como el camionero Hugo Moyano mostraron en los últimos días una coincidencia, que fue la de plantear que el gremialismo debe tener lugares asegurados en las listas del oficialismo.

«Por supuesto que tiene que haber dirigentes sindicales» en las listas de candidatos del Frente de Todos, dijo Daer, mientras que Moyano pronunció una frase similar: «Algún candidato sindical va a haber», señaló.

Actualmente, la enorme mayoría de líneas internas que conviven en la CGT apoyan al Frente de Todos, mientras que las dos CTA también se mantienen aliadas a la gestión de Alberto Fernández, por lo cual ya se da por descontado que no todos los sectores sindicales van a salir contentos del reparto de candidaturas en las listas.

El cotitular de la CGT, Hector Daer, uno de los que pide lugares en las listas

Los «gordos» e «independientes» de la conducción de la CGT; el moyanismo; la Corriente Federal; las 62 Organizaciones; el SEMUN (Sindicatos en Marcha por la Unidad Nacional); la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma son algunos de los sectores del movimiento obrero que quieren al menos un legislador y parece no haber espacio para todos.

La danza de nombres incluye al titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, quien ya es diputado y busca renovar su banca, para lo cual el docente se viene moviendo en las últimas semanas, buscando apoyo en gremios municipales.

A dirigentes de este sector los reunió en los últimos días para proponerles su idea de impulsar una «paritaria nacional municipal» que les sirva de piso salarial, como sucede con la paritaria nacional docente.

El presidente Alberto Fernández es recibido por Hugo Moyano, uno de los que busca lugares en las listas

Por el lado del moyanismo suena la chance de que ubique en las listas a la hija de Hugo Moyano, Karina Moyano, en las listas, actual secretaria de Género en el sindicato de su padre y una de las promotoras del sello Partido por la Cultura la Educación y el Trabajo (CET).

En tanto, se desconoce quién podría ser el representante de la conducción de la CGT dentro de la boleta del Frente de Todos, dirigentes que tienen mejor relación con el presidente Alberto Fernández que con el kirchnerismo.

También las 62 Organizaciones manifestaron su intención de participar en las discusiones de los armados electorales. «Nos tiene que dar la herramienta para defender a los trabajadores en el Congreso», le dijo recientemente José Ibarra, su titular, a InfoGremiales.

Alberto Fernández en la sede de la CGT

Fuera de la boleta del oficialismo aún es un interrogante si habrá dirigentes gremiales en los demás espacios políticos.

No parece probable que vaya a haberlos en las listas de Juntos por el Cambio, más allá de la chance de colocar alguno de los referentes del armado que promocionó Patricia Bullrich, CTE, que reúne a un un núcleo de pequeños gremios autodenominados «Los Flacos. Ahora ese armado quedó bajo el ala de Miguel Ángel Pichetto.

Última cumbre de la CTE con Pichetto como armador. De ahí puede salir algún candidato para las listas de JxC

Menos chance aún parece haber en la nómina que liderará Florencio Randazzo, quien luego de su frase de que «el sindicalismo es parte del problema» de la Argentina, desató fuertes críticas de varios representantes del sector.