sábado, enero 16

«Para el año que viene el Gobierno asumió el compromiso de no solo empatar, sino de ganarle a la inflación»

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo ´Cachorro´ Godoy, resaltó hoy que hacía «15 años» que su gremio «no firmaba una paritaria» y destacó que ayer lo hizo porque el Gobierno nacional «escuchó un reclamo histórico que permitirá el pase a planta permanente de 15.000 trabajadores», entre otros beneficios.

«Hacía 15 años que ATE no firmaba una paritaria. Lo hicimos porque hemos logrado un reclamo histórico de pase a planta permanente de 15.000 trabajadores», dijo el también secretario Adjunto de la CTA Autónoma, en declaraciones a El Destape Radio.

Ayer el Gobierno acordó un aumento del 25% anual con ATE y la Unión Personal Civil de la Nación (Upcn), que será abonado en tres cuotas; y además se pagará un bono de fin de año de $4.000 a los que que perciban menos de $60.000 mensuales.

Godoy indicó hoy que en las negociaciones «avanzamos además en un cronograma de pase a planta permanente y recategorizaciones de más de 29.000 trabajadores y trabajadoras en el Estado Nacional», una decisión que valoró porque «justamente del vencimiento de contratos es de lo que se valía (el expresidente Mauricio) Macri para despedir trabajadores».

De esta manera, se refirió al anuncio formulado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, vinculado a la puesta en marcha de un amplio plan para la regularización integral del empleo público, lo cual permitirá concursar unos 29.000 cargos ocupados de manera transitoria desde hace cinco años o más.

En el anuncio de ayer, realizado en el Salón de la Mujeres de la Casa Rosada, estuvieron presentes la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani; el subsecretario de Empleo, Mariano Boiero; y los secretarios generales de Upcn, Andrés Rodríguez y el propio Godoy.

En cuanto a las cifras del acuerdo paritario, el secretario general de ATE precisó hoy que «alcanzamos un 25% de aumento y $4.000 de manera fija para los que tenían un bruto de hasta $60.000 en enero del año pasado».

De esta forma, el gremialista estimó que «los que menos cobran tendrán un aumento del 42% y otros del 35%, lo que es beneficioso para los trabajadores en un contexto complicado».

Godoy añadió que de esta forma, «la mayoría de los estatales van a superar o empatar la inflación» y que si bien «los que más cobran van a quedar un poco atrás, para el año que viene el Gobierno asumió el compromiso de no solo empatar, sino de ganarle a la inflación», finalizó.