jueves, septiembre 29

Los informáticos piden comenzar la negociación colectiva, pero desde Producción dicen que los problemas del sector «no se pueden resolver sindicalizado»

Las empresas del sector informático pagan en Argentina apenas un cuarto de lo que pagan a nivel mundial y no aplican la legislación laboral. La Asociación Gremial de Computación (AGC) consiguió hace un año la personería gremial y pide comenzar la negociación colectiva para solucionar las distorsiones. María Apólito, la subsecretaria de Economía del Conocimiento, lo desestimó: «Hay que proteger a los trabajadores del sector, pero no se puede resolver sindicalizando».

La Economía del Conocimiento es hoy uno de los motores de la recuperación del país. Representa el tercer complejo exportador de la Argentina, solo por detrás del agro y la industria automotriz, y promete una expansión acelerada en los próximos años.

En ese contexto y con una prosperidad que no derrama en el conjunto de los trabajadores que emplea, la Asociación Gremial de Computación (AGC) consiguió hace un año la personería gremial. Los conducidos por Ezequiel Tosco piden comenzar la negociación colectiva para solucionar las distorsiones.

Por ejemplo en Globant, el unicornio tecnológico argentino con foco el desarrollo de software a medida, no se implementa un convenio colectivo, no hay mesa de negociación de condiciones de trabajo con sus empleados, se persigue a quienes buscan sindicalizarse y no se cumple la legislación laboral.

Informáticos pidieron negociación colectiva

De hecho en Globant, y no se trata de un caso aislado en la actividad, se pagan salarios de US$ 350 contra $1.250 que se pagan en otros países para puestos que demandan alta capacitación.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Productivo salió hoy a negar la herramienta gremial como una estrategia de diálogo social para su solución.

«Me parece que tenemos que pensar una forma donde podamos proteger más los derechos de los trabajadores y trabajadoras de este sector, pero es un sector diferente con otras lógicas», le dijo María Apólito, la subsecretaria de Economía del Conocimiento a ElDiarioAr.

Y siguió: «Creo que no se puede resolver sindicalizado o con sindicatos y gremios como los que estamos acostumbrados, por así decirlo».

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas

La sentencia de Apólito le suma un nuevo ruido y una mancha más a la ya cuestionada gestión de Matías Kulfas al frente de la cartera de Producción desde el plano gremial.

De hecho ayer mismo los trabajadores de la Carne salieron a cruzarlo con todo. «En principio quiero pedirle al ministro Kulfas que firme un decreto para que él y todo su gabinete político se bajen un 40 % el sueldo, así empatiza un poco más con los trabajadores de la carne y con la situación que venimos viviendo, que es totalmente dramática», disparó Daniel Roa, el titular del Sindicato de la Carne de Santa Fe.