Los estatales jujeños salen el viernes a las calles para denunciar que el año pasado perdieron por 15 puntos la carrera contra la inflación y reclamar paritarias

Trabajadores estatales de Jujuy, agrupados en el Frente Amplio Gremial, se movilizarán el próximo viernes en el marco de una jornada de lucha para exigir al Gobierno provincial la apertura de las paritarias 2022 y un aumento retroactivo a febrero, entre otras reivindicaciones salariales.

La convocatoria será a las 10 frente a Casa de Gobierno de Jujuy, donde las columnas de las organizaciones que participan de la marcha confluirán «en un solo reclamo frente a un empleador que no convoca a paritarias e incumple permanentemente sus promesas», dijo el secretario general de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (Apuap), Nicolás Fernández.

Según el dirigente gremial, la jornada provincial de lucha marcará «la unidad de acción de todos los trabajadores del sector público y privado incluyendo a la docencia», en la que cada gremio definirá su modalidad de protesta.

«Será la primera medida unificada de todos los sindicados desde que comenzó el año», afirmó Fernández en declaraciones a la prensa.

El gremialista también advirtió que en Jujuy «hace cinco meses que los sueldos de los empleados estatales están congelados», y afirmó que desde noviembre el sector «no recibe ningún tipo de incremento», a excepción «del miserable 6% que le impusieron a los docentes».

Los estatales jujeños salen el viernes a las calles para denunciar que el año pasado perdieron por 15 puntos la carrera contra la inflación y reclamar paritarias
Los estatales jujeños salen el viernes a las calles para denunciar que el año pasado perdieron por 15 puntos la carrera contra la inflación y reclamar paritarias

Por su parte, la secretaria general de la Asociación del Personal de Organismos de Control (Apoc), Susana Ustárez, consignó que presentaron una nota al Gobierno provincial para «cerrar la paritaria 2021 y lograr consensos para la 2022”.

«El año pasado se perdió un 15% al estar retrasada la pauta salarial respecto a la inflación y esto no fue recompuesto por el Gobierno provincial», declaró.