sábado, septiembre 25

#EXCLUSIVO La reapertura paritaria de Comercio se postergó hasta el próximo jueves a la espera una señal de La Rosada

La reunión estaba prevista para hoy pero se pasó al jueves. El Gremio pide que se adecúe la paritaria a la realidad inflacionaria, lo que implica unos 10 puntos adicionales. Se espera una señal de La Rosada. Los empresarios ponen el acento en la amplitud y la heterogeneidad de la actividad.

La reunión en la que se rediscutirán los salarios de los empleados de Comercio, en un principio prevista para hoy, pasó al próximo jueves. Así se lo confirmaron a InfoGremiales ambas partes involucradas en el asunto.

Oficialmente el cónclave que reunirá a la Federación de Empleados de Comercios y Servicios (Faecys), que lidera Armando Cavalieri, y a los empresarios nucleados en la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), se reprogramó para el jueves a las 12 horas.

«Nos avisaron ayer tipo 18 horas», confirmó una alta fuente de la negociación.

Se espera que en este tiempo extra haya alguna señal de La Rosada que encaminen las conversaciones, hoy pasando por momentos de alta complejidad.

En plena campaña electoral la reapertura salarial de Comercio es seguida de cerca por el Gobierno porque impacta en 1.2 millones de salarios registrados y porque suele ser un mensaje para la totalidad del mercado de trabajo.

«La propuesta de nuestro conductor es adelantar el 8% de septiembre y ajustarlo a la inflación como lo han hecho otros gremios», había adelantado el gremio la semana pasada.

«Nuestro objetivo es que no se pierda poder adquisitivo, lo que permitirá reactivar el consumo y la economía, pero primero tenemos que recomponer el salario en el bolsillo de los trabajadores”, explicó Cavalieri a la salida de la última reunió en el marco del Ministerio de Trabajo.

En abril la Faecys firmó un aumento de 32% en cuatro tramos: 8% en mayo 2021, 8% en septiembre 2021, 8% en enero 2022 (más la revisión inflacionaria) y 8% en febrero 2022.

Los empresarios, por su parte, abrieron el paraguas y advirtieron que no están en condiciones de llevar el acuerdo a los 45 puntos. Sostuvieron que el arco de empleadores es demasiado heterogéneo y que en su gran mayoría no están en condiciones de afrontar ese incremento.