martes, septiembre 27

#ESPECIAL Tras la semana en la que «el compañero» Mark Stanley estuvo en el centro de la agenda, las tres centrales sindicales relatan su agenda con la Embajada de EEUU

(Por Pablo Maradei) La semana en la que quedaron expuestos los puentes de diálogo entre la embajada de EEUU y el sindicalismo vernáculo, InfoGremiales entrevistó a referentes de cada una de las 3 centrales para hablar del tema. Gerardo Martínez, Hugo Yasky y Hugo «Cachorro» Godoy, detallaron los pormenores de las charlas, las visiones respecto de la gestión Biden y la agenda que se abordó.

Esta semana Roberto Baradel y Hugo Yasky, dirigentes de la CTA de los Trabajadores, se reunieron con el embajador norteamericano Mark Stanley; quien se desempeña en dicho cargo desde principios de este año. A raíz de eso se supo que en mayo se había juntado un nutrido grupo de dirigentes de la CGT entre los que se cuentan el triunvirato conformado por Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano. Fue el puente del encuentro el secretario de Relaciones Internacionales de la central, Gerardo Martínez. Completaron la comitiva Noe Ruiz y Andrés Rodríguez. También esta semana, Moyano recordó el encuentro acuñando esta frase: «El embajador de Estados Unidos nos sorprendió, es más peronista que muchos de los nuestros«. A diferencia, la CTA Autónoma que dirigen Ricardo Peidro y Hugo «Cachorro» Godoy declinó la invitación.

Los momentos en que ocurrieron las reuniones, más allá de que Argentina es un campo minado desde hace años, en aquel entonces cuando tuvo lugar la reunión con la CGT, Alberto Fernández y Cristina Kirchner no se hablaban a la par de que distintos referentes del kirchnerismo más áspero limaban continuamente al ministro de Economía Martín Guzmán por sus intenciones de ajustar, que es lo que está haciendo ahora Sergio Massa.

Para mayo la inflación acumulada alcanzaba el 27,2% y a fines de abril Alberto Fernández instruía a su ministro de Trabajo a adelantar discusiones paritarias: fue así que una treintena de gremios se sentaron a recalibrar acuerdos. El dólar oficial cotizaba en torno a los 120 pesos y el paralelo 206 pesos.

En lo macro, por supuesto, nada ha variado para cuando ocurrió la reunión con la CTA de los Trabajadores; solamente todo parece más calmo en la apariencia por algunas medidas económicas que «relajaron» a los mercados; aunque todo es incierto en la siempre fluctuante economía argentina. Hoy capta la atención mediática los Copitos que atentaron contra Cristina Kirchner y el acuerdo que alcanzó Massa con el FMI.

#ESPECIAL Tras la semana en la que "el compañero" Mark Stanley estuvo en el centro de la agenda, las tres centrales sindicales relatan su agenda con la Embajada de EEUU

InfoGremiales se propuso, entonces, entrevistar a un dirigente de cada sector para saber sobre el encuentro en la embajada americana y obtuvo estas conversaciones.

Gerardo Martínez, secretario de Relaciones Internacionales de la CGT.

– ¿Usted está habituado a este tipo de reuniones, ¿pero es habitual la participación de la CGT en estos mitines? 

– Sí. Fue una reunión más como hacemos con tantos embajadores. Además, en este caso hay una relación bilateral con la agregada laboral que es Victoria Cedeno por lo que el tema del trabajo tiene una injerencia en las agendas respectivas. También, hace un tiempo atrás, nos juntamos con el vicecanciller de Portugal.

– ¿De qué se habló?

– Intercambiamos visiones respecto a lo que pasa en ambos países. Vemos el volumen político que está tomando el tema de la sindicalización en Estados Unidos a raíz de los conceptos de Joe Biden. Basta con escuchar su discurso en el día del trabajador. Y vemos que la sindicalización avanza para defenderse de grandes como son las multinacionales. 

– Bien… ¿Y de parte de la CGT qué ideas se llevó Stanely?

– Le contamos pormenorizadamente del trabajo que realiza la CGT y de las oportunidades que tiene Argentina para crecer y generar empleo. Pero también hicimos hincapié en que la Argentina, con todas las dificultades que tiene, necesita de concertaciones y de una mayor apertura al diálogo. Que el camino a seguir no se puede dar desde una sola fuerza política, sino debe ser más allá de quienes gobiernan para lograr de esta manera que políticas de Estado que se prolonguen en el tiempo para que tenga aplicabilidad. 

Hugo Yasky, secretario General de la CTA de los Trabajadores

– Sonó raro que tanto usted como Baradel aceptaran ir a la Embajada de Estados Unidos…

– Te corrijo: es raro para la derecha. Tenés a Clarín que titula que sindicalistas de Izquierda van a la embajada de Estados Unidos y la verdad es que tenemos una larga militancia en el peronismo y en el kirchnerismo, pero Clarín entiende que eso es ser de Izquierda. Volviendo a tu pregunta, concurrir a embajadas es algo que forma parte de la vida institucional de cualquier central sindical; y más con aquellas que tengan agregados laborales como es este caso (NdR: se trata de Victoria Cedeno). Es cierto que tiene una connotación especial por ser la embajada americana. 

– ¿De qué se habló?

– Del papel del sindicalismo; y en ese sentido hay una declaración del embajador en las redes sociales donde define que el sindicalismo tiene una parte trascendente en la mejora de la calidad de vida de los trabajadores. Contrasta esa definición con la de Mauricio Macri de que al sindicalismo hay que hacerle lo que se hace con los caballos que es matarlos con una inyección indolora. Hablamos con el embajador de la necesidad de reivindicar el modelo sindical y de la necesidad de apostar a la Argentina para recuperar la industria para generar empleo. No podemos depender de la especulación financiera. Hoy esto condiciona las variables en la Argentina.También se habló del ataque a Cristina y el embajador se mostró preocupado y nos contó de la declaración conjunta de demócratas y republicanos repudiando el atentado. 

– ¿Le pidieron algo para que interceda ante el Gobierno de su país?

– Baradel planteó que sería importante que el Gobierno de Estados Unidos aceptara el requerimiento argentino de conocer los depósitos en lugares offshore de grupos económicos argentinos. 

– Pareció que hubo una desinteligencia a la hora de comunicar el hecho porque ustedes salieron atrás del Tweet del embajador….

– No es así: no hubo ninguna desinteligencia. Se acordó que la entrevista se hacía pública y que cada uno lo haría en los términos que definiera. De hecho, el embajador preguntó si estábamos de acuerdo en que se hiciera pública y por supuesto dijimos que no había problema. Te diría que ninguna reunión de la CTA es secreta.

– ¿Fijaron una agenda de trabajo a futuro?

– Sí. Quedó en agenda la participación en el Congreso de la Confederación Internacional Sindical que se hará en diciembre en Australia y en el que habrá cambios en la conducción; y ahí vamos a estar en contacto con centrales sindicales norteamericanas.

Hugo Godoy, secretario General de la CTA Autónoma

Tengo entendido que fueron invitados a la Embajada de Estados Unidos, pero no fueron… 

-Así es, agradecimos la invitación, pero desistimos de ir.

– ¿Por qué?

-Creemos que no es oportuno en este momento por las intervenciones que viene tomando el embajador de crear una nueva coalición política. Eso es lisa y llanamente una intromisión en los asuntos internos de nuestro país.

– ¿Por dónde cree que hubiera pasado la charla?

– Mirá, todo esto me recuerda a la era geopolítica de Macri. Esto es la intención de permitir instalar bases americanas en puntos clave como Jujuy, por el litio; Misiones, por el acuífero guaraní; Neuquén por Vaca Muerta; y Tierra del Fuego porque es la puerta a la Antártida. Todo esto me parece de una injerencia muy agresiva. Y ahí también la tenés a la generala del Comando Sur diciendo que Estados Unidos quiere ser socio de la Argentina en la explotación de litio.

¿Alguna vez habían sido invitados por la Embajada? 

– No tengo memoria, quizás ocurrió en algún momento en que Víctor De Gennaro era secretario general.