martes, diciembre 6

En medio de la batalla con Moyano, la CGT debate la realización de un paro general

El cónclave previsto desde hace casi un mes, pero formalizado hace días, quedó en medio de un clima interno caldeado entre «combativos» y «dialoguistas» que se espesó con la salida de Camioneros de la conducción de la CGT del lunes.

El encuentro de secretarios generales se realizará desde las 9:00 en el Teatro Empire, perteneciente al sindicato La Fraternidad, que lidera Omar Maturano, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 1900, en el barrio porteño de Monserrat.

Están confirmadas las presencias los miembros del triunvirato, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, además de los referentes de los grandes gremios conocidos como los «gordos» y los «independientes», pertencientes al bando de los moderados. Asistirán los barrionuevistas y los gremios del transporte, enrolados en la CATT, que actualmente están representados por Schmid.

Enfrentado al triunvirato el grupo Lezica, autodenominado Frente Sindical en Lucha, que viene reuniendo a moyanistas, la Corriente Federal de Trabajadores, el Smata y no alineados, ratificaron su discordancia con el plenario. Definieron que no asistirán masivamente, pero que enviarán una comitiva para presentar el documento que elaboraron en el que piden un plan de lucha para enfrentar las políticas económicas del Gobierno y la elección de una nueva conducción de la central obrera.

Según relataron, en APLA se reunieron unas 70 organizaciones que resolvieron convocar a un Plenario de Delegaciones Regionales de la CGT y realizar un encuentro con la Federación Argentina de Municipios para tratar el ajuste a los presupuestos municipales a partir de la eliminación del denominado Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero).

En conconrdancia con la salida de Moyano, los moyanistas no concurrirán y tienen previsto realizar una conferencia de prensa con las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli, en paralelo, en la que anunciarían un «plan de lucha» de la Multisectorial 21-F, estructura de gremios opositores que están fuera de la CGT en la que se recostará Camioneros.

Por su parte el Movimiento de Acción Sindical Argentino que nuclea entre otros a los Peones de Taxis, la Unión Ferroviaria, los telefónicos, Luz y Fuerza y los tintoreros, adelantaron que no asistirán.

Más allá de lo que pase en el debate, que promete tener a una medida de fuerza de 24 horas sin movilización para fines de septiembre en agenda, lo que se constata de la convocatoria fue el fracaso de la estrategia de ensanchar la base de representación que se había propuesto la conducción de Azopardo.

No sólo lograron sumar a quienes se mantenían afuera, sino que comenzó a desgranarse la unidad que se había mantenido con muchas dificultades en estos dos años que el triunvirato condujo los destinos de la central sindical más importante del país.