viernes, diciembre 3

Tras el acercamiento al moyanismo, Corvalán inician el proceso electoral y proyecta sostener el gremio de estibadores

Luego de algunos años negros para su conducción, en los que hasta estuvo a punto de perder la personería del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), Juan Corvalán proyecta ir por un nuevo mandato. Mayor protagonismo de su hijo.

Para la mañana de este viernes está convocada la asamblea general extraordinaria con la que Juan Corvalán dará el puntapié inicial al proceso electoral en el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de Capital Federaly Dock Sud.

Sera una renovación de autoridades luego de los años en los que estuvo al borde de perder la personería del gremio. De hecho la organización pasó por una quiebra, una suspensión y una posterior restitución de su personería gremial.

Más tarde, apuntalado por el moyanismo que se había distancia de Juan Carlos Schmid y promovía el fortalecimiento de estructuras que no estuvieran en su Federación, Corvalán supo volver a los primeros planos sindicales y conseguir protagonismo en los puertos de la Ciudad y Dock Sud.

Desde hace un tiempo el que gana terreno en el entorno de Corvalán es su hijo y actual secretario Gremial, Diego. De hecho se espera que asuma un rol importante en el próximo período que lo proyecte para una futura sucesión.

El gremio tiene 860 afiliados que deberán ir a las urnas en la que fecha la junta electoral defina.

Todavía no hay certezas sobre si la oposición, que emergió en el último tiempo y destapó varios escándalos en el oficialismo, logrará presentar lista para competir.