miércoles, agosto 17

«Todos los gobiernos tratan de fijar algún parámetro a las paritarias. No nos tiene que asustar. Los dirigentes sindicales hacemos lo que tenemos que hacer»

El líder de la Bancaria, Sergio Palazzo, habló tras la paritaria que llevó el salario inicial de la actividad a los 106 mil pesos. «Todos los gobiernos tratan de fijar algún parámetro a las paritarias. No nos tiene que asustar. Los dirigentes sindicales hacemos lo que tenemos que hacer», aseguró. Además habló de la CGT y de Pablo Moyano.

El titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, habló tras el acuerdo salarial que firmó anoche y que llevó el salario inicial de la actividad a los 106 mil pesos e hizo eje en la inflación y la discusión que se viene.

«Nosotros tuvimos una disposición de confrontar muy fuerte con el Gobierno anterior que atacó muy fuerte el poder adquisitivo de los argentinos. Gracias a esa pelea los bancarios no perdieron con la inflación», abrió Palazzo en declaraciones a AM530.

Y se refirió a las negociaciones salariales 2021: «Lo primero que hay que hacer es que los salarios estén en línea con la inflación y aquellos que perdieron poder adquisitivo lo empiecen a recuperar. Es la mejor forma de transitar un camino de reparación».

Además le bajó el tono a la discusión sobre el techo a las paritarias: «Todos los gobiernos tratan de fijar algún tipo de parámetro. No nos tiene que asustar. Los dirigentes sindicales hacemos lo que tenemos que hacer»

«Nosotros si bien firmamos un acuerdo que va en línea con lo que se presume de inflación en el presupuesto, resguardamos a los trabajadores con dos cláusulas de revisión para poder seguir discutiendo el poder adquisitivo y si es posible mejorarlo».

Respecto a la suba de precios, que es el principal problema de los trabajadores, para Palazzo «tiene que haber un fuerte control por parte del Estado, sobre todo a los formadores de precios».

«Hay aumentos de alimentos que no se condicen con la realidad de la actividad ni con la realidad económica», señaló el bancario.

Y disparó: «Algunos vivos se apropian de productos que tienen que llegar a le mesa de los argentinos».

Por último se refirió a la interna de la CGT que se viene y señaló que la central obrera «tiene que tener básicamente un programa, sino terminamos discutiendo a partir de la rosca o la cantidad de congresales»

«Nosotros estamos armando un programa con los técnicos sobre diversas áreas del Estado para aportarle a quien le toque conducir», añadió.

También recordó que es «crítico» a la conducción cegetista porque «creo que debió tener una templanza más fuerte contra el Gobierno de Macri».

Para Palazzo «Está claro que tienen que estar integrados todos los sectores para una CGT unida. Cuando los gobiernos populares gobiernan tiene que tener el apoyo del movimiento obrero y de las organizaciones sociales».

Y consultado sobre la figura de Pablo Moyano para comandar los destinos de Azopardo cerró: «Pablo es un gran dirigente sindical y es una de las personas que tranquilamente puede conducir la CGT. También hay otros compañeros».