sábado, abril 17

Se suman los disidentes de Baradel y los docentes refuerzan la presión sobre Kicillof para que cese la presencialidad en las escuelas

Las seccionales disidentes del Suteba encaran una huelga de 48 horas en reclamo de la suspensión de la presencialidad. Udocba insistió en «cesar las clases presenciales» porque «la salud de alumnos/as, docentes, auxiliares, y de sus familias se encuentra bajo amenaza».

El brote de contagios de Covid-19 y la certeza de la llegada de la segunda ola al país y fundamentalmente en la zona metropolitana, empieza a generar presión de los docentes para el cese de las clases presenciales.

En la Provincia de Buenos Aires el clima comienza a espesarse y ya son dos los sectores que reclaman una decisión urgente.

La novedad es que hoy comienza una huelga por 48 horas de las seccionales disidentes del Suteba.

«Reclamamos suspender las clases presenciales en el distrito por los índices epidemiológicos, contagios exponenciales, alta tasa de positividad en los testeos y por lo tanto ante la falta de condiciones para la presencialidad realizando una evaluación constante de la evolución de la situación en los comités de seguridad e higiene y en asambleas junto a la comunidad para definir como seguir y un plan de acción», señaló un comunicado firmado por la Multicolor, vertiente opositora a Roberto Baradel que controla una serie de seccionales en la Provincia.

«Hace falta un plan de testeos masivos y medidas de ayuda social urgentes», agregaron.

El reclamo también es sostenido por Udocba, gremio docente moyanista que lidera Miguel Díaz.

Tras un plenario de secretarios generales, Udocba indicó que «relevamientos de nuestra organización gremial dan cuenta de la velocidad de los contagios que atraviesan a comunidades educativas enteras».

«Estamos convencidos de que deben cesar las clases presenciales» porque «la salud de alumnos/as, docentes, auxiliares, y de sus familias se encuentra bajo amenaza», advirtió en un comunicado.

Las escuelas -añadió- «son otro ámbito fundamental de circulación y propagación del virus» y señaló que «urge garantizar la continuidad pedagógica en modalidad virtual de manera preventiva, hasta que un nuevo escenario seguro permita retomar la presencialidad».