viernes, octubre 7

Para los docentes, Larreta hace «anuncios para la TV» pero no presentó «ningún programa ni discusión de condiciones de trabajo»

La secretaria general de UTE-Ctera, Angélica Graciano, sostuvo que «no hay ningún avance» con el Gobierno porteño para el regreso presencial de las clases, anunciado para el 17 de febrero, y criticó que los funcionarios que «solo hacen política educativa por los medios de comunicación, sin un programa concreto de las condiciones de trabajo de los docentes».

«No hay ningún avance, son todos anuncios para la televisión, hacen política educativa por los medios de comunicación, y no hay citaciones, no hay presentaciones de ningún programa ni discusión de condiciones de trabajo para los docentes de la ciudad de Buenos Aires, que es lo que estamos reclamando», dijo Graciano en declaraciones a Télam.

Consultada sobre si en estas condiciones comenzarán las clases en la Ciudad, respondió que eso «no» lo saben y que «depende de las condiciones en que se discutan y qué cosas propone el Gobierno de (Horacio Rodríguez) Larreta al conjunto de la docencia».

«Hasta hora no hay ninguna propuesta, solo hay una fecha señalada sin nada que la respalde y la sostenga. Eso no es algo que podamos responder hoy, dependerá de la situación epidemiológica y de los contagios. Si fuera hoy esa fecha, no comienzan las clases», completó.

Sobre el anuncio del Gobierno porteño para el comienzo presencial de las clases, previsto el próximo 17 de febrero, la dirigente de UTE afirmó: «Ese anuncio forma parte de la campaña electoral del año».

«El anuncio del 17 (de febrero) forma parte de la campaña electoralista del año y es un intento más por marcar la cancha para el resto de la comunidad educativa del país. Nos seguimos debatiendo entre unitarios y federales y el Gobierno de Larreta tiene una posición con intento de marcar la cancha para el resto del país», dijo.

«Para nosotros -añadió Graciano- la dificultad más importante es que no hay diálogo social con el Gobierno porteño, al que le seguimos reclamando las computadoras desde el año pasado y las obras que están pendientes en las escuelas», dijo.

Agregó que la respuesta se limitó a plantearles «burbujas de 30 estudiantes, cosa que es absolutamente contradictorio con todas las normativas del país y de otras partes del mundo».

Informó además que desde la organización sindical lanzaron «una plataforma que es una herramienta y que se llama mapa de riesgo de todos los edificios escolares».

«Hoy ya tenemos relevados más de la mitad de las escuelas respecto a las condiciones de los baños, de las ventilaciones, de los bebederos, de la cantidad de trabajadores auxiliares y de los elementos de limpieza», puntualizó.

En ese marco, la secretaria general de UTE-Ctera insistió: «Nosotros no vamos a ponernos a discutir la agenda docente por la televisión, sino que justamente lo que estamos haciendo es trabajar con esta herramienta de relevamiento para tener datos muy precisos del estado de los 1500 edificios educativos en la Ciudad».

La semana pasada, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, anunció el inicio de clases en la ciudad de Buenos Aires para el 17 de febrero próximo, y que será en principio los cinco días de la semana y mínimo 4 horas por día.

De acuerdo al esquema anunciado, el 17 de febrero iniciarán cuatro grupos de estudiantes: los chicos de los jardines maternales, el nivel inicial, primer ciclo de primaria (primer, segundo y tercer grado) y primer ciclo de secundaria (primer y segundo año).

Luego, el 22 de febrero se sumará el resto de los alumnos de la primaria y una semana después, el 1 de marzo, será el turno de todo el nivel secundario.