miércoles, febrero 24

La UTA pide un suba del 11,4% por lo perdido en 2020 y amaga con un paro, pero los empresarios dicen que «carecen de fondos»

El gremio de choferes de colectivos, UTA, pidió una actualización inmediata de los salarios del 11,4%, de acuerdo a lo perdido contra la inflación en 2020. Amagan con un conflicto que detenga la zona metropolitana. Para los empresarios eso «no se encuentra previsto ni considerado en la actual estructura de costos». Todos le pidieron la diferencia a Transporte.

La conducción de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) le reclamó a los empresarios que reconozcan los 11.4 puntos que perdieron los salarios en la carrera contra los precios el año pasado.

Fue en el marco de una audiencia en la cartera laboral y en la que estaba presente la Cámara de Empresarios Unidos del Transporte Urbano de Pasajeros de Buenos Aires.

El gremio, conducido por Roberto Fernández, busca que la zona metropolitana se convierta en punta de lanza para reclamar un reacomodamiento generalizado de los salarios.

Vale recordar que es en la zona metropolitana donde la conducción del gremio tiene además serios problemas con la oposición, la Agrupación Juan Manuel Palacios que lidera Miguel Ángel Bustinduy, que controla más de medio centenar de líneas de colectivos.

Además. según consta en el acta de la reunión a la que accedió InfoGremiales, el gremio pidió «que se establezcan correctamente los niveles de subsidios que a cada empresa le corresponde».

La UTA reclamó que «se aclaren todas las razones que pueden hacer peligrar el pago de los salarios. De no ser así, inevitablemente nos llevará a un conflicto que afectará todo el transporte público».

Los empresarios rechazaron el pedido, desconocieron que se puedan actualizar automáticamente los salarios, como argumentó el gremio, y advirtieron que «el incremento ahora pretendido por la representación sindical no se encuentra previsto ni considerado en la actual estructura de costos aprobada por la norma de marras por lo que las empresas carecen de los fondos necesarios para afrontar cualquier pretensión de incrementos».

Tanto el gremio como los empresarios instaron al Ministerio de Transporte a tomar cartas en el asunto. La cartera que lidera el massista Mario Meoni es un actor clave en este diferendo y deberá arbitrar la política de subsidios para el 2021.