martes, diciembre 7

La mesa chica de la CGT no tuvo escenario pero repartió declaraciones a la prensa

La cúpula de la CGT llegó al acto en la previa a la lectura del documento y fue rápidamente interceptada por el periodismo, especialmente por el móvil de C5N que cubrió el evento durante toda la jornada. El cosecretario general Héctor Daer y el Secretario de Acción Social de la central José Luis Lingeri aprovecharon para realizar declaraciones a la prensa sobre el control de la inflación. En horas de la tarde y con la columna de Uocra llegó Gerardo Martínez que hizo lo propio.

El cotitular de la CGT Héctor Daer se abrió paso entre la multitud para llegar al momento en que se iba a presentar el video con el documento acordado por todas las

«Estoy muy contento. Es fundamental el apoyo de los trabajadores y trabajadoras en este día.», aseguró complacido. Daer llegó triunfante luego de superar a la lista competidora en el gremio de la Sanidad y renovar su mandato por cuatro años más.

«Es importante imponer el debate sobre el desarrollo, la producción y el trabajo. No solo al gobierno sino también a la sociedad toda. El sector empresarial tiene que entender que las responsabilidades son muy, muy importantes.«, aseguró.

El documento que la CGT que transmitió posteriormente a la concurrencia del acto refería al «reclamo de un compromiso de responsabilidad social empresaria que le cabe a los sectores de mayor concentración económica» respecto al sector privado «y la reconstrucción de un Estado presente, regulador de la economía y promotor del desarrollo económico y social.», respecto al estatal.

Sobre la necesidad de llegar a un acuerdo para regular precios, Daer afirmó: «Habrá que encontrar todos los instrumentos necesarios para resolver el tema de la inflación.»

Por su parte, el secretario general del SGBATOS José Luis Lingeri aseguró en declaraciones televisivas que el acuerdo de precios se logrará «si hay voluntad y acuerdo político»: «Esto es como el tango, se baila de a dos. Si no hay acuerdo es muy difícil.«

Con respecto a la aplicación de la ley de abastecimiento, Lingeri puso paños fríos y aseguró que «bajo presión no negocia nadie» y volvió a apelar a la necesidad de un acuerdo de «ambas partes» porque «no hay trabajadores sin empresa ni empresa sin trabajadores», afirmó.

«Faltan dos años de gobierno. Tenemos que lograr un acuerdo que permita sacar al país de la situación económica en la que está», marcó. También pidió la colaboración de la oposición para garantizar la gobernabilidad.

Respecto a la renovación de autoridades de la CGT, Lingeri confió en que la próxima conducción conformará al conjunto de los sectores y dio por hecho la paridad de género: «Está contemplada en la modificación del estatuto la participación de las compañeras al lado de cada una de las secretarías del Consejo Directivo de la CGT.»

Por la tarde, se acercó al acto Gerardo Martínez, quien valoró la propuesta que le dio nombre al documento de la CGT: «Los trabajadores sabemos que hay un nivel de pobreza muy grande y eso lo tenemos que resolver. Necesitamos que haya inversión, una baja de la inflación y que haya un desarrollo productivo por parte del sector empresario porque aquí están los trabajadores.»

El periodista Lautaron Maislín le consultó por los dichos de la vicepresidenta Cristina Kirchner quien aseguró que hace falta un nuevo acuerdo entre el sector del trabajo y el capital con la intervención del Estado mediando siempre para el lado de los trabajadores porque es el lado más vulnerable: «Coincido con la vicepresidenta, es necesario un acuerdo nacional, un nuevo pacto social»

«Hay un 50% de pobreza. Argentina no se merece estos resultados. No queremos más susidios, queremos la cultura del trabajo y estamos dispuestos a salir a bancar al gobierno para que busque un modelo macro económico que dé resultado.», remarcó el también secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, y agregó: «Hay que seguir hablando después del 14 de noviembre, con sensatez, con responsabilidad para poder poner a la Argentina de pie.»

Sobre el planteo del Papa Francisco sobre la necesidad de reducir la jornada laboral y estipular un salario universal, Martínez aseguró: «Estamos de acuerdo. Es un debate que se está dando en el mundo. Yo estoy en la OIT y soy parte del debate que se está dando en los organismos multilaterales con el empresariado internacional. Dentro del nuevo contrato social tenemos que ver si las 8 horas ya no son válidas en la fórmula polinómica, es un gran desafío.«

Respecto al desdoblamiento de marchas, planteó: «Todas las marchas que se hagan en el ejercicio de la democracia son importantes. Basta de discusiones bizantinas. Es necesario generar trabajo, bajar la inflación, defender el salario y la capacidad de poder adquisitivo de los salarios.»

¿Y cómo se logra todo eso?, le preguntó el periodista: «Con gobernabilidad, con consenso. No creo que haya una sola fuerza política que esté en condiciones de resolver todos los problemas estructurales que tiene la Argentina. Se tiene que hacer sobre el diálogo y la concertación.», concluyó Martínez.

El sindicato de estatales UPCN compiló imágenes áreas de sus populosas columnas que llegaron desde distintos puntos del país