sábado, septiembre 25

#EXCLUSIVO El Ministerio de Trabajo adelantó que no acompañará ninguna medida contra trabajadores que no se vacunen

Ayer, la UIA propuso que las empresas consideren el cese de la dispensa para trabajadores que decidan no vacunarse y que, ante la imposibilidad de incorporarlo al ámbito laboral, se «podrá cesar la remuneración». La cartera laboral descartó la propuesta sin más.

Altas fuentes del Ministerio de Trabajo de la Nación encabezado por Claudio Moroni aseguraron a InfoGremiales que van a rechazar cualquier sanción a trabajadores: «No habrá norma general. No hay nada que discutir al respecto.»

Por otra parte, recordaron que está vigente la resolución 04/2021 conjunta entre Trabajo y el Ministerio de Salud que habla sobre la relación entre la vacunación del Covid-19 y la presencialidad laboral.

La normativa, publicada el pasado 8 de abril en el Boletín Oficial, estipula que los empleados que forman parte de los grupos de riesgo o sean personal de salud y «opten por no vacunarse, deberán actuar de buena fe y llevar a cabo todo lo que esté a su alcance para paliar los perjuicios que su decisión pudieren originar a los empleadores o empleadoras».

No hace referencia concreta al resto del universo de los trabajadores y trabajadoras. Ello, según explicaron oficialmente, es porque se trata de un plan de vacunación nacional pero de carácter optativo.

El 8 de agosto, la ministra de Salud Carla Vizzotti consideró que las personas que optaron por inocularse en medio de la pandemia «deben tener una ventaja» por sobre quienes optaron por no hacerlo. Postura diferente al planteo de castigar a quienes no quieren vacunarse.

La UIA

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, aseguró ayer que quienes vuelvan a sus lugares de trabajo de manera presencial deberán estar vacunados porque «nadie puede obligar» a la inoculación, pero tampoco a «reinsertar a alguien en el mercado laboral».

Por su parte, el expresidente de la UIA y actual diputado nacional Juan Ignacio De Mendiguren dijo hoy que la propuesta de la entidad de dejar de pagar el sueldo a empleados que no vayan a trabajar porque no quieren vacunarse contra el coronavirus «ayuda a acelerar» el proceso de inmunización.

«Se está proponiendo buscar un mecanismo que tiene que ver más con incentivar a la vacunación», dijo el legislador en declaraciones formuladas a radio Provincia.

De Mendiguren dijo que la propuesta «debe hacerse en conjunto con los sindicatos ya que la vacuna no es obligatoria».

«Se está buscando una solución al problema concreto de la no vacunación por parte de los empleados», dijo el extitular de la UIA, quien comentó que «el Ministerio de Trabajo está estudiando esta opción». Desde la cartera laboral desmintieron de forma tajante su declaración.

Por lo menos De Mendiguren reconoció que «No hay posibilidad de que hoy una empresa lo haga motus proprio, o decida no remunerar a un trabajador, lo que se intenta es hacer algo en conjunto con el sindicato», completó.

Precisó que el problema a tratar es cuando alguien tiene acceso a la vacuna pero decide no vacunarse, aunque aclaró que Argentina «no tiene el problema masivo del que no se quiere vacunar».

«Mayoritariamente la gente se ha vacunado, ese es un problema que tienen otros países», manifestó De Mendiguren, tras comentar que en Francia «nadie se contagiaba pero si no estaban vacunados no permitían el ingreso a los los bares y en un día se vacunaron miles de personas».