miércoles, abril 14

En medio de la pandemia, las empresas le dicen al personal de Sanidad que no pueden dar aumentos y Daer amenaza con un paro

Cámaras y gremios de la salud iniciaron la discusión paritaria 2021. Las empresas aducen un desfasaje del 50% en los costos. «No permitiremos que los salarios pierdan con la inflación», advirtieron desde Sanidad.

Los gremios y las cámaras empresariales del sector de la salud iniciaron las negociaciones paritarias del 2021, con un encuentro en el que expusieron sus posiciones relacionadas a la recomposición salarial 2020.

De la reunión participaron representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) y de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), que comandan Héctor Daer y Carlos West Ocampo.

A través de un comunicado, los empresarios explicaron que «los retrasos -que se han acentuado en los últimos dos años- representan un desfasaje de aranceles cercano al 50%, lo que expone a muchas empresas al límite de la subsistencia».

“Nos encontramos frente a una situación inédita. La pandemia afectó fuertemente al sector, con inusuales aumentos de costos, ingresos prácticamente congelados y una abrupta caída de la actividad. Si bien el gobierno implementó un plan de ayuda con el ATP y luego con el REPRO para las empresas de salud, el desfasaje entre los costos y los ingresos es cercano al 50% en algunos sectores”, explicaron.

Por su parte, Sanidad planteó que «no permitirán que el salario pierda frente a la inflación, por lo que solicitaron actualizar los salarios correspondientes al acuerdo paritario 2020 completando los montos que se habían otorgado hasta marzo, lo que significa un incremento de entre el 14% y el 16% según el convenio».

En este sentido, los dirigentes gremiales advirtieron que de no obtener el recupero salarial solicitado, realizarán medidas de fuerza.

“En estas condiciones es imposible para el sector prestador afrontar aumentos salariales cuando, si no fuera por el ATP y el REPRO, muchas empresas no podrían pagar ni siquiera los sueldos actuales», destacaron desde las cámaras.

Y ampliaron: «Es imperioso poder actualizar de manera automática los valores que pagan los financiadores, para de esa manera poder normalizar la economía del sector y así poder discutir una recomposición salarial acorde».

«Es imposible cerrar una nueva paritaria sin contar con los recursos”, concluyeron. El próximo encuentro de partes será el próximo 11 de marzo.