domingo, septiembre 25

Empresarios proponen cambiar aumento salarial por flexibilización del convenio y los marineros responden con trabajo a reglamento

El Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), comenzó hoy a las 7:00 y por tiempo indeterminado el “Trabajo a Reglamento” en las empresas nucleadas en la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA). La medida es la respuesta ante el fracaso de las negociaciones que mantuvieron empresarios y funcionarios de transporte en la cartera laboral, en el marco de una multitudinaria manifestación del gremio en “reclamo del 45 % de recomposición salarial y la negativa de negociar el convenio a la baja para discutir salarios por la inflación”, indicó Raul Durdos, secretario General de la organización.

“El trabajo a reglamento implica trabajar solo las 8 horas reglamentarias y no las 11 o 12 horas, según el convenio colectivo por horas extras. Estamos en nuestro derecho de ejercer esta legítima acción frente a la intransigencia empresaria y su presión para entregar derechos laborales utilizando la negativa de reabrir la paritaria; todo producto de las erráticas políticas del gobierno nacional”, argumentó Daniel Mereles, secretario Adjunto del SOMU.

El sindicalista agregó que la medida no afecta a buques de pasajeros, sino a los buques nucleados en la FENA, como son los remolcadores, petroleros, containeros y barcos de empujes. Hasta el próximo viernes 14 hay un cuarto intermedio con los gremios marítimos, pero solo el SOMU optó por tomar medidas como el Trabajo a Reglamento en defensa de sus agremiados.

Cabe recordar que ayer durante más de tres horas, pasado el mediodía, más de mil trabajadores del SOMU se manifestaron a metros del Congreso, en una clara demostración de fuerza. La FENA representa a la Cámara Argentina de Empresas Navieras y Armadoras (CAENA), la Cámara de Armadores de Bandera Argentina (CARBA), la Cámara Naviera Argentina (CNA), y la Cámara de Armadores y Remolcadores (CAR).