miércoles, agosto 17

El SOMU abrochó un 52% de incremento para los trabajadores de la Flota Congeladora y vuelve a discutir salarios en octubre

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) acordó una recomposición salarial del 52% para los trabajadores de la Flota Congeladora. Tendrán una revisión en octubre. Además consiguieron un aumento de la remuneración por tonelada de bodega.

La Secretaría de Pesca del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) informó que ayer alcanzó la recomposición salarial para los trabajadores del sector incluido la flota congeladora.

Con la firma del secretario General del SOMU, Raúl Omar Durdos, el acuerdo paritario alcanzó un 52 por ciento de incremento en los básicos, un beneficio que alcanza a los trabajadores dependientes de las cuatro cámaras (CAPIP, CAPECA, CEPA y CAPA), en el marco de la paritaria nacional.

El acuerdo regirá hasta una nueva reunión de las partes, hecho que se dará en la primera semana del mes de octubre de 2022, para garantizar que la inflación no degrade la recomposición lograda.

La mejora comprende a los salarios fijos que, al comienzo de la nueva gestión, hace 4 años, eran de magros 4730 pesos y hoy se firmaron por 53100 pesos, lo que representa más de un 1000% de aumento.

El SOMU abrochó un 52% de incremento para los trabajadores de la Flota Congeladora y vuelve a discutir salarios en octubre

«Quienes conducimos el SOMU –explicó Durdos- sabemos que todavía falta ganar terreno en la recomposición salarial y en el poder adquisitivo de nuestro trabajadores, pero estamos seguros de que éste es el camino«, subrayó.

Entre las mejoras cabe consignar que el gremio obtuvo, además, un aumento en la remuneración por tonelada de bodega, hecho que se reflejó en los convenios firmados con CAPIP Y CAPECA, y un aumento en los valores de CEPA, valores que antes de la presente gestión gremial eran fijos, insignificantes y por bodega completa, mientras que con el convenio firmado ayer se logran aumentos por cada tonelada procesada.

Además –enfatiza el gremio-, «se acordó una mejora del 25% (no remunerativo) sobre la producción, todo lo cual impacta directamente en el bolsillo de los afiliados del SOMU» que, así, van a cobrar más por cada tonelada de pesca y que no van a sufrir los descuentos de ley. Este porcentaje se suma directamente por cada tonelada de pescado procesado.