jueves, septiembre 29

El futuro llegó: la mitad de las empresas planea aplicar horarios flexibles o un modelo mixto de trabajo

El 26 por ciento de las empresas planea poner en marcha un «modelo híbrido entre trabajo remoto y presencial», mientras que un 24 por ciento planifica un modelo con horarios de ingreso y salida flexibles, señaló un informe privado.

Según ManpowerGroup Argentina, existe una brecha entre lo que planean los empleadores y lo que quieren los trabajadores.

Al preguntas por los tipos de flexibilidad que piensan construir las organizaciones consultadas, el sondeo sostuvo que el 26% planea un modelo híbrido entre trabajo remoto y presencial.

A su vez, el 24% planifica un modelo con horarios de ingreso y salida flexibles y otro 22% estipula un esquema de horario flexible y condensado.

El estudio subrayó que el 13% no brindará ninguna de esas opciones, el 7% ofrecerá elegir desde dónde trabajar, el 6% planea un modelo de trabajo compartido, al tiempo que el 4% no sabe.

En el caso de los trabajadores, ocho de cada diez quieren un «mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal».

A su vez, el 91% sostiene que conservar su trabajo es su prioridad, con excepción de los perfiles de IT, que «valoran más que nada la flexibilidad».

«Estamos viviendo un fenómeno a nivel mundial sumamente complejo que combina un incremento del desempleo y un aumento de la escasez de talento», analizó Luis Guastini, director general de ManpowerGroup Argentina.

En ese sentido, destacó: «Hay personas que buscan trabajo y no lo encuentran y empresas que requieren recursos con competencias específicas y tampoco los hallan».

«Hoy más que nunca, debemos incentivar el aprendizaje permanente y brindar oportunidades de formación dirigidas y alineadas con las nuevas demandas», afirmó.

La consultora remarcó que en 2019, el 50% de los empleadores de Argentina «tenía inconvenientes para contratar talentos en sus compañías» y en la actualidad, «el 72% reporta esta situación».

«Dentro de los puestos más difíciles de cubrir se encuentran los de operaciones de logística, tecnología de la información (IT) y data, manufactura y producción, asistentes de oficina y ventas», puntualizó.

Además, señaló que «las habilidades blandas se han tornado más importantes que nunca» y entre las más valoradas se encuentran la responsabilidad, la confianza, la disciplina, la colaboración y el trabajo en equipo, la toma de iniciativa, el liderazgo y el pensamiento crítico.