martes, octubre 26

El empleo industrial mantiene su tendencia creciente aunque se desaceleró por la segunda ola

El empleo industrial registró en mayo una suba de 2,9% interanual, aunque evidenció una desaceleración mensual, con un incremento de 0,2% respecto a abril, por las medidas restrictivas ante la segunda ola de Covid-19, según los resultados de un informe elaborado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU).

El informe precisó que el empleo industrial registró una desaceleración, con un incremento mensual de 0,2% equivalente a unos 2.258 puestos nuevos, mientras que en la comparación interanual mantuvo una suba de 2,9% o 31.552 nuevos empleos.

El CEU señaló que el nivel de mayo se ubicó 0,06% por debajo del mismo mes de 2019, un porcentaje equivalente a 6.310 puestos menos.

A tono con las expectativas del sector privado en general, la UIA consideró que «la mejora en las condiciones sanitarias como consecuencia del incremento en el ritmo de vacunación y la disminución de casos diarios de Covid-19, en consonancia con la mejora en los niveles de producción podrían generar un impacto positivo durante los próximos meses».

No obstante, advirtió que «la incertidumbre macroeconómica sigue siendo uno de los principales problemas para la recuperación sostenida del sector industrial y la creación de empleo».

En ese sentido, el CEU citó que «el relevamiento de expectativas de la industria manufacturera de junio del Indec evidenció que las expectativas para la recuperación de empleo se mantienen por debajo de su potencial».

Si bien el 24% de las empresas espera que aumenten las horas trabajadas, solo el 15% espera aumentar la dotación de personal.

En los últimos dos meses se acortó la brecha (por las menores expectativas de horas trabajadas), aunque todavía se mantiene por encima de los valores del primer bimestre de 2021.

El informe resaltó que mientras que la actividad industrial ya se encuentra en junio 11,7% por encima del mismo período en 2019 (INDEC), el empleo asalariado registrado en la industria se encuentra todavía 0,6% por debajo, y de los máximos históricos en un 12,4% respecto de octubre de 2013.

En tanto, la cantidad de empleadores industriales con presentaciones en el SIPA se contrajo en marzo -0,3% interanual mientras que comparando con el mismo mes de 2019 la contracción es todavía más profunda y alcanza el 4,5%.

«Las regulaciones vigentes y los nuevos proyectos generan más incertidumbre en el marco laboral. La aplicación de incentivos a nuevas contrataciones y normalización del funcionamiento del mercado laboral se vuelven fundamentales para la recomposición del mercado laboral a largo plazo, junto con el incremento de la demanda agregada», reseñó el informe.