miércoles, agosto 17

«Desde la CGT le pedimos al Gobierno que se prorrogue un tiempo más la prohibición de despidos y la doble indemnización»

Lo confirmó Andrés Rodríguez, secretario Adjunto de la central obrera. Ambas normas vencen el 31 de diciembre y todavía no se sabe si serán renovadas. «Desde la CGT le pedimos al Gobierno que se prorrogue un tiempo más la prohibición de despidos y la doble indemnización», confirmó.

Los números de empleo del Indec, difundidos ayer, eran los datos esperados por el Gobierno para definir lo que va a ocurrir con dos normas de alto impacto en el mercado de trabajo: la prohibición de despidos y la doble indemnización.

Mientras en el Ministerio de Trabajo barajan la alternativa de eliminarlas gradualmente, desde la CGT piden que se sostenga un tiempo más.

«Desde la CGT le pedimos al Gobierno que se prorrogue un tiempo más la prohibición de despidos y la doble indemnización», confirmó hoy Andrés Rodríguez, secretario Adjunto de la central obrera.

«Si bien es cierto que hay un principio de reactivación, yo retrasaría más la medida», agregó el también dirigente estatal.

«Si bien hay una mejora, yo esperaría que haya una tendencia firme y que se proteja el trabajo«, concluyó.

"Desde la CGT le pedimos al Gobierno que se prorrogue un tiempo más la prohibición de despidos y la doble indemnización" - InfoGremiales
«Desde la CGT le pedimos al Gobierno que se prorrogue un tiempo más la prohibición de despidos y la doble indemnización»

La decisión la tendrá que tomar el Gobierno Nacional en el transcurso de la próxima semana. El 31 de diciembre vencen tanto la prohibición como la doble indemnización y de no renovarlas, ambas caducarán.

Por estas horas la idea que ganó fuerza en el edificio de Alem es plantear una salida gradual, para evitar posibles saltos bruscos y apaciguar la potencial conflictividad que podría generar.

En principiosegún pudo saber InfoGremiales, la intención sería ir, de ahora en más, renovando cada dos meses, En ese esquema se plantearía una reducción progresiva de la sobrecarga que pagarían los empresarios sobre la indemnización por despidos sin causa.