miércoles, abril 14

Denuncian 30 despidos encubiertos en Telefónica con causas inventadas, falsos encuadres y renuncias forzadas

El sindicato de trabajadores telefónicos Unión de Empleados y Técnicos de las Telecomunicaciones (Uettel) denunció ante el Ministerio de Trabajo que la empresa Telefónica se desliga de 30 telegramas de despidos sin motivo encubiertos a empleados tercerizados. La maniobra formaría parte del retiro de la casa matriz de América Latina.

Según consignó La Política Online, el fraude laboral corre por cuenta de dos empresas contratadas por Movistar que inventaron causas de despido falsas, o encuadraron a los telefónicos en el convenio de la construcción. Otro artilugio delictivo fue exigirles la renuncia a cambio de renovarles el contrato en otra empresa sin reconocerles la antigüedad.

«Las pymes vinculadas a la maniobra son Argencobra SA y Gidral Comunicaciones SRL, y en segunda instancia también Selin SA e Interoptics SA (ICS Red). Las dos primeras estaban trabajando para Movistar durante 2020 y efectuaron los despidos entre octubre y noviembre.», señalaron desde el medio.

La denuncia la encabeza la abogada de Uettel, Paula Quinteros, quien señaló que hay telegramas «calcados», ambiguos y falsos por lo que concluye que se trata de un fraude laboral.

La precarización laboral de la que echan mano las grandes telefónicas es moneda corriente y producto de múltiples denuncias. En octubre del año pasado, murió en un accidente laboral un trabajador telefónico de una empresa tercerizada de Claro y las agrupaciones clasistas del gremio advirtieron oportunamente que esas empresas encuadran a los trabajadores en otros convenios, como el de la UOCRA, para «abaratar costos». 

En esta oportunidad ocurre lo mismo. Advertida de la artimaña, la abogada de Uottel explicó a LPO: «Acá no hay final de obra porque no hay obra, hay un trabajo continuo de conexiones de internet y mantenimiento de las líneas. Y cuando se terminaron los contratos a los que estaban encuadrados como si fueran de la construcción, se los despidió como si hubiera terminado una obra y los mandaron a buscar la libreta del Ieric, cuando no son trabajadores de la construcción y nunca lo fueron, siempre hicieron mantenimiento para Telefónica».