jueves, diciembre 1

Con la espada de Damocles de la segunda ola, Daer apuntó a los empresarios de la salud por el fracaso de las paritarias y convocó a los delegados para definir nuevas protestas

Los trabajadores de sanidad padecen el impacto de un año de pandemia mientras los empresarios del sector se vuelven a negar a otorgar una recomposición salarial. En el marco de la conciliación obligatoria, Héctor Daer convocó a un plenario de delegados y delegadas para definir los pasos a seguir.

El sindicato de trabajadores de la sanidad advirtió que se podría agudizar el conflicto si las clínicas y sanatorios no mejoran la propuesta salarial tras el plan de lucha iniciado el 26 de marzo.

La Federación Nacional del sector, conducida por Héctor Daer, realizó entonces un paro de tres horas y ese mismo día el Ministerio de Trabajo dictó la CO por el término de quince días, en los que fijó audiencias para intentar acercar las posiciones de las partes, por el momento, sin éxito.

«Si lxs trabajadorxs de Sanidad no tenemos una respuesta en los próximos días, realizaremos una gran movilización en reclamo por nuestro salario.», expresó el secretario general de la FATSA en su cuenta personal de Twitter.

«La única medida que permitirá seguir afrontando la pandemia es aumentar el salario a lxs trabajadorxs de la Sanidad. Lxs trabajadorxs actuamos con responsabilidad siempre. Esperamos la misma responsabilidad del otro lado.», señaló Daer.

Un sueldo básico de una trabajadora o trabajador del sector asistencial ronda los 32.000 pesos y puede alcanzar un máximo de 45.000 pesos. Por eso es muy común que una misma persona tenga dos trabajos, que pueden ser en el sector privado y en el público.