lunes, octubre 18

Bajo fuerte presión del Smata, los operarios de la planta de Zárate votaron a favor de la reforma laboral de Toyota

Las presiones del gremio de Mecánicos adelantaron la asamblea para el viernes. Los operarios avalaron los cambios al convenio colectivo. La firma japonesa aplicará una semana de 5×2 y así cubrirá el bache de los sábados. Pagará algo más de 8 mil pesos adicionales por sábado a cada empleado de la célula a la que le toque trabajar. Además pasará a 1.012 pases a planta.

La automotriz Toyota consiguió la reforma laboral que buscaba para su planta bonaerense de Zárate. El objetivo es aumentar la producción acompañando la demanda y solucionar el problema planteado con los operarios, que se resisten a realizar horas extras los fines de semana por el recorte que sufren por el pago del Impuesto a las Ganancias.

«Se llega a esta situación porque los sábados, si trabajábamos, de los 5 mil pesos que teníamos que cobrar se llevaba 4500 pesos Ganancias«, había explicado a InfoGremiales una fuente de la empresa.

El eje de la reforma es que, a partir de su implementación, habrá células de 6 operarios que deberán trabajar los sábados, en un turno de medio día, como jornada obligatoria. Como contraparte, tendrán franco todos los domingos, más un día de semana que será móvil.

En el borrador acercado por Toyota, y que difundió en exclusiva InfoGremialesla firma propone una compensación de 8.077 pesos por cada sábado trabajado.

El esquema laboral que propone Toyota

De esta manera, Toyota podrá tener la planta en funcionamiento durante mayor cantidad de horas para aumentar volumen de fabricación de los modelos Hilux y SW4.

La idea de la automotriz ya tenía en aval de la conducción del SMATA y sólo restaba la aprobación de los trabajadores. De hecho, en medio de las presiones del gremio por una respuesta favorable y de las dudas sobre las zonas grises, adelantaron la asamblea para evitar más ruidos. Allí se aprobó sin problemas el viernes.

Plan de efectivizaciones

Como anzuelo, Toyota propuso, además, incorporar al acuerdo la efectivización de 1.012 operarios que ingresaron a la automotriz japonesa bajo la modalidad temporal. Sería todos los que se sumaron a la planta hasta el 30 de agosto de este año.

«Si bien los salarios en Toyota son buenos, hay un planteo colectivo en los compañeros porque se perdió mucho poder adquisitivo», habían explicado fuentes de la planta.

La modificación de la semana laboral de Toyota es la primera que se implementa en el sector. De hecho se convierte en el primer paso para modificar el convenio colectivo de los mecánicos en busca de mayor productividad.