martes, diciembre 6

Alberto se planta contra la suma fija y ahora crece la chance de que otorgue un bono de fin de año

Desde su gira europea, el presidente Alberto Fernández rechazó la posibilidad de otorgar una suma fija a trabajadores formales, reclamo que levanta con insistencia su vicepresidenta, Cristina Kirchner, y al que se plegaron los sectores que la acompañan. En su lugar evalúa un bono por única vez.

Desde el entorno del Presidente insisten en argumentar que el camino para que los salarios tengan mayor capacidad adquisitiva son las paritarias y la suma fija perjudicaría las negociaciones en curso.

Tanto el kirchnerismo como el Frente Sindical de Pablo Moyano y las CTA le reclamaban la suma fija como instrumento para apuntalar un shock distributivo en el país. Posibilidad que ahora parece naufragar definitivamente.

La posición de Alberto está apuntalada por los sectores más tradicionales de la CGT. De hecho ayer mismo los Gordos, los Independientes y el barrionuevismo se pronunciaron en el mismo sentido tras un encuentro en la UOCRA.

Cerca de Alberto tampoco ven la posibilidad de avanzar en el debate por la suspensión de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO) camino a las presidenciables de 2023, planteado por el kirchnerismo con el diputado Máximo Kirchner a la cabeza. .

Alberto se planta contra la suma fija y ahora crece la chance de que otorgue un bono de fin de año

Previo al inicio de su gira por Francia e Indonesia, Alberto Fernández dio señales de acercamiento a los pedidos reiterados, a los que, incluso, sumó su adherencia el ministro de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, con la firma de la prórroga de las sesiones ordinarias, donde bien podría tratarse el tema.

En tanto, desde su entorno dan por terminando el debate debido a que el Frente de Todos «no cuenta con los votos suficientes» en el Congreso.

Si bien se muestra prudente cada vez que es consultado, el mandatario tiene intenciones de competir en las PASO camino a una posible reelección.

Desde París anunció además un cambio en su agenda de viaje. De esta forma, no estará en el país el día que Cristina Kirchner pronunciará su discurso en el marco del Día de la Militancia, que, de por sí se espera crítico, y regresará el viernes por la tarde.

Más allá de su gira internacional, el jefe de Estado trabaja en la sanción de la Renta Inesperada, tal y como lo anticipó la portavoz Gabriela Cerruti en conferencia de prensa, al considerar que la agenda legislativa debe tratar «otros temas más prioritarios» al debate de las Primarias, «como el de Renta Inesperada».

En Casa Rosada aseguraron que es un «muy buen proyecto» y consideraron que el problema de su tratamiento reside en que fue presentado por el ex ministro de Economía, Martín Guzmán, funcionario apuntado por la agrupación que conduce Máximo Kirchner.

Por su parte, el actual titular del Palacio de Hacienda, Sergio Massa, se sumará a la delegación presidencial el domingo, para partir a Indonesia a participar de la Cumbre de ministros.

Alberto Fernández espera poder reactivar el tratamiento del proyecto que tiene en mente con la cooperación del tigrense.