sábado, septiembre 25

#AHORA Ya hay vía libre para las elecciones sindicales y el Ministerio se prepara para fiscalizar cientos de comicios

El Ministerio de Trabajo habilitó los procesos electorales y para eso ya fortalece su esquema de fiscalización. No habrá un ordenamiento definido desde el Gobierno. Sindicatos de base, federaciones y confederaciones tienen que presentar sus cronogramas electorales para pasar por las urnas.

El Ministerio de Trabajo de la Nación ya da por hecho el fin de la prórroga de los mandatos sindicales. La norma, que todavía tiene algunas semanas de vigencia, no será renovada y desde la cartera laboral preparan el fortalecimiento de su esquema de fiscalización.

Según le confirmaron a InfoGremiales no habrá cronograma de salida definido por el Gobierno y para atender el cuello de botella, que generaron estos 18 meses de pandemia sin comicios gremiales, se sumarán unos 25 inspectores laborales.

La mejora sostenida de la situación sanitaria de las últimas semanas y la «tensión» que estaba generando la disposición entre los actores del mundo sindical, fueron los dos principales argumentos para habilitar las elecciones.

Entre quienes tienen su mandatos vencidos se encuentra la CGT y la Confederación del Transporte, que hoy fijó su Congreso para el próximo 30 de septiembre.

Pero también deberán revalidar sus credenciales pesos pesados como Héctor Daer, Rodolfo Daer, José Luis Lingeri, Omar Maturano, Sergio Sasia, Sergio Palazzo, Antonio Caló, Luis Barrionuevo, Osvaldo Iadarola, Leonardo Fabré, Raul Durdos, Carlos Bonjour, Roberto Coria y Roberto Baradel, entre varios otros.

Ver: #ESPECIAL El mapa electoral del año más caliente del mundo sindical

La mayoría de ellos ya va presentando sus cronogramas electorales y se espera que en el transcurso del próximo mes empiecen a fijarse fecha de comicios en la mayoría.

Además de la habilitación electoral, en todo caso, habrá que atender a lo que ocurra con la situación sanitaria en cada distrito donde haya que reunir un conjunto importante de afiliados. En esos casos la última palabra quedará en la autoridad sanitaria local que deberá dar el visto bueno.