jueves, octubre 6

Una patota atacó a Walter Zozaya, el petrolero opositor que impugnó las elecciones del sucesor de Pereyra y a un compañero de lista

(Por Ana Flores Sorroche) El candidato opositor Walter Zozaya denunció haber sido víctima de una patota cuando se encontraba junto a un compañero de lista dialogando con trabajadores petroleros al costado de una ruta en Rincón de los Sauces. Mientras tanto, esperan la respuesta del Ministerio de Trabajo sobre su pedido de impugnación a las elecciones sindicales para la que presentaron 22 expedientes con irregularidades.

Este jueves al mediodía Walter Zozaya, candidato a secretario general por el sindicato de petroleros privados, y Martín Sepúlveda, candidato a secretario gremial se presentaron a la salida de un yacimiento para charlar con trabajadores de sus propuestas sindicales.

Luis Carez, integrante de la lista Verde detalló a InfoGremiales, los sucesos que denunciaron sus compañeros este viernes ante la fiscalía de la localidad de Rincón. «Un grupo de personas del gremio de la conducción Pereyra-Rucci, los esperaron con tres camionetas, les cruzaron los vehículos, los encerraron y les pegaron. A Walter (Zozaya) le pegaron entre 5 personas y a Martín (Sepúlveda) entre 8 personas. De atrás le dieron un golpe contundente, lo noquearon, le patearon la cara y ahora tiene su ojo lastimado muy comprometido.«, relató.

El comisario dijo a medios de la región que lo contactaron vecinos por «una gresca» que pudo constatar con las cámaras pero era gente de la actual conducción del Sindicato de Petroleros Privados que le pegaban a dos candidatos opositores.

Como si fuera poco, uno de los agresores que identificaron sería un candidato para la Comisión Directiva de la lista oficialista Azul y Blanca.

«Esta gente tiene miedo de perder el poder, se han enriquecido en base a amenazas. Son empresarios que no quieren soltar el gremio. Nosotros no vamos por la violencia, solo queremos que el trabajador y la ciudad se liberen porque no es solo el trabajador: Rincón está muy sometido, no podés hacer nada si no está esta gente.», disparó Carez.

En medio de todo este clima de violencia y serias denuncias está la renovación de autoridades del gremio. El Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, La Pampa y Neuquén se disponía a cambiar al histórico dirigente Guillermo Pereyra por su delfín, Marcelo Rucci pero la lista Verde presentó en el Ministerio de Trabajo 22 expedientes con denuncias por irregularidades en el proceso y pidieron la impugnación de los comicios.

«Las elecciones fueron un desastre.» Las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación enviaron a la funcionaria Asunción Mira Trabalón a constatar las irregularidades del día de la elección y la delegada confirmó públicamente las denuncias que hicieron desde la Verde.

«Hice ese día constataciones en cuatro empresas del parque industrial. Fui con policía federal. Relevé con fotos, con videos, entrevisté. En cada urna había un padrón de 21 mil afiliados entonces cada trabajador podía votar en cada urna, no había fiscalización satisfactoria ni suficiente y no había voto secreto. Es un cúmulo de cosas con una presencia fortísima del oficialismo. La presión era muy alta para el votante.«, aseguró la funcionaria del Ministerio, quien agregó que además hasta ella misma sufrió «una patoteada».

Ahora solo resta esperar la resolución del Ministerio: «Estamos esperando una respuesta de Mónica Risotto de Asociaciones sindicales y de Claudio Moroni. En teoría en el ’83 empezamos a ser democráticos pero no es así. Esperamos que se impugnen las elecciones, que la Justicia actúe.», concluyó Carez.