jueves, diciembre 8

Una familia tipo necesitó unos 76 mil pesos, más de dos salarios mínimos, para no caer en la pobreza hacia fines del año pasado

Una familia tipo necesitó reunir ingresos por más de $76.000 para no caer en la pobreza hacia fines de 2021, según informó el Indec. En tanto recién desde el 1° de febrero de 2022, se pagarán $33.000 de salario mínimo mensual y $165 por hora para los trabajadores jornalizados.

Según los datos divulgados este miércoles por el INDEC, una familia necesitó $76.146,13 para no ser pobre. Esto representa un alza de 40% en la comparación interanual, casi 11 puntos por debajo de la inflación general, según datos divulgados por el INDEC.

Esta diferencia se explica por el impacto del congelamiento de las tarifas de servicios públicos y transporte y acuerdos de precios que mantuvieron sin cambios valores de productos esenciales.

Los $76.146,13 es el valor que alcanzó la Canasta Básica Total (CBT) que elabora el INDEC y establece los límites de ingresos para determinar la pobreza en el país.

Una familia tipo necesitó unos 76 mil pesos, más de dos salarios mínimos, para no caer en la pobreza hacia fines del año pasado
Una familia tipo necesitó unos 76 mil pesos, más de dos salarios mínimos, para no caer en la pobreza hacia fines del año pasado

La CBT está compuesta por un conjunto de alimentos y servicios básicos para la subsistencia de una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos.

El organismo estadístico también elabora la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que en este caso determina la línea de indigencia, ya que sólo está formada por alimentos. Para el cierre de 2021 la CBA se ubicó en $32.963,69 para una familia tipo.

Este valor aumentó 45,3% frente a diciembre de 2020 y se ubicó unos 6 puntos por debajo de la inflación general.

La última medición del INDEC referida a pobreza refiere al primer semestre de 2021, cuando alcanzaba al 40,6% de la población.