martes, septiembre 27

Un call center cometía abusos laborales desde la modalidad remota y la Justicia la forzó a retornar a la presencialidad

El gremio de mercantiles de Rosario anunció que la Justicia laboral dispuso el retorno a la presencialidad forzada del call center Dynatac a raíz de los abusos laborales que se estaban llevando a cabo desde la modalidad remota. Por ejemplo, la empresa realizaba descuentos salariales en caso de cortes de luz o de internet a sus empleados.

La Asociación de Empleados de Comercio de Rosario informó que por resolución de la Justicia, el Call Center Dynatacphone SA, del grupo Easy Call, deberá abrir sus oficinas para que los trabajadores lleven a cabo sus tareas en forma presencial y no desde sus domicilios como lo hacen desde el inicio de la pandemia del Covid-19.

El fallo lleva la firma del juez laboral Gustavo Burgio, quien además precisó que la medida incluye una multa de 40.000 pesos diarios en caso de desobediencia.

«Dynatac es el único call center que mantuvo a sus telemarketers trabajando desde sus casas y no volvió a convocarlos tras la pandemia, dando a lugar a abusos laborales denunciados por nuestra Asociación Empleados de Comercio de Rosario ante el Ministerio de Trabajo de la provincia.», afirmaron desde el gremio.

El sindicato denunció en el ministerio de Trabajo que a partir de la implementación del trabajo en domicilio, se dio una gran cantidad de abusos, como el descuento de sueldos por cortes de luz o internet, etc., y no se les proporcionaron las herramientas adecuadas de trabajo.

«Por estos momentos se está instrumentando el mecanismo que establece la sentencia para que un oficial de justicia se constituya en el lugar del Call Center y se proceda a la efectiva posesión de los trabajos por parte de los compañeros.», aseguraron esta mañana.