sábado, septiembre 25

Sindicatos cercanos al Gobierno y Pymes sellaron una unidad para establecer una agenda de producción y reindustrialización

Con coincidencia sobre la importancia de la unidad entre empresarios y trabajadores, se realizó la primera videoconferencia de organización del Segundo Congreso Industrial del Consenso Nacional del Trabajo y la Producción. Los participantes se pusieron como desafío profundizar y generar nuevos debates para presentar proyectos de ley o medidas de Gobierno que aporten a la reindustrialización del país con el objetivo de incrementar los puestos de trabajo.

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA) y uno de los principales organizadores del evento, Daniel Rosato, destacó la “muy fuerte” presencia de los representantes de los trabajadores, y festejó la ratificación de la conformación de “un espacio de poder y consenso para empujar y potenciar las políticas públicas que lleva adelante el Gobierno”.

“La industria precisa potenciar la previsibilidad. Para eso se necesita esta política industrial para la generación de nuevas pymes y de nuevos puestos de trabajo”, afirmó Rosato, quien señaló además dos temas centrales de actualidad que afectará a la producción: “El gran compromiso y responsabilidad del Gobierno de honrar la deuda, como también ayudar al sector Pyme industrial con financiamiento para que puedan invertir”.

El presidente de IPA dijo que en la agenda deben estar presentes temas como el acceso al crédito, “sin poner sobre la mesa los balances, sino el patrimonio propio de las Pymes”; la integración con las grandes empresas para sustituir importaciones; la sanción de leyes estratégicas que se dicten en el Congreso, para que se desarrolle la estrategia del crecimiento industrial, sin descuidar el medioambiente y el desarrollo de la tecnología”.

Por su parte, el presidente del Banco de Inversiones y Comercio Exterior, José Ignacio De Mendiguren, reclamó que, ante estas elecciones legislativas, los empresarios y trabajadores deben “tener la capacidad y la fuerza de exigir definiciones concretas del rumbo que se va a asumir a partir de la pos pandemia”.

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, calificó como un “honor” la participación en el congreso “en donde se habla de trabajo y de industria”, y llamó a “acompañar el proyecto nacional y popular, con crecimiento de puestos de trabajo”.

Para Caló: “No existe la grieta. Sólo existe el trabajo, la producción, los salarios y el bienestar de la gente. La gente sabe que va a votar a los que le dan trabajo”.

Por su parte, el diputado nacional y líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, expresó su “alegría” de que se realice “un segundo congreso impulsado por el empresariado industrial, con amplia participación del sector pyme”, y sostuvo: “Tenemos la tarea enorme por delante, tanto quienes pertenecemos al movimiento sindical, como los que son empresarios pymes industriales nacionales, que es construir una alianza estratégica”.

El secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo “Cachorro” Godoy, señaló: “Fuimos parte del Primer Congreso y estamos muy orgullosos de eso porque pudimos construir un espacio de elaboración común, tanto de propuestas que se expresaron en algunos proyectos de ley como el Compre Argentino, y también en términos de acción y de gestión de cara al Gobierno para ampliar los espacios de participación de los sectores populares en el seno de la gestión”.

Por su parte, el diputado nacional y titular del gremio de curtidores SOCRA, Walter Correa, calificó de “estratégica” a la “configuración de los sectores pymes, de los trabajadores y de las cooperativas”. En ese sentido, pidió que se abra el debate sobre la salida de la pandemia “desde la centralidad del trabajo”.

“Debe haber vagones en donde se tiene configurar la materia prima, otro para la producción, las finanzas, de logística, de financiamiento a los sectores del trabajo para configurar un tren de producción como lo destaca la Comunidad Europea. El Estado planifica, con características puntuales a cada región, a cada ciudad y a cada país. Ese tren tiene que abrazar a todos los sectores del trabajo”, aseveró.

En tanto, el presidente de la Cámara de Empresarios de la Madera y Afines, Roberto Fontenla, reclamó poner sobre la mesa de debate del sector privado el “desarme de la industria del juicio”, al sostener que “empobrece y destruye empresas y puestos de trabajo”.

Andrea Almenta, integrante de la Asociación de Parques Industriales de la Argentina (APIA), recordó que en el mundo “hay dos revoluciones que están ocurriendo: una la industrial y la otra feminista”, y llamó a “tener industria con perspectivas de género, que le de trabajo a las mujeres y que dirijan las empresas, es un desafío que tenemos por delante”.

El presidente de APIA, Rodolfo Games, sostuvo que el congreso deberá instalar la idea de crear “un sendero de crecimiento de triple impacto: Social, económico y ambiental”.

Mientras que la titular de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN) y presidente de Servicios Portuarios Integrados Astilleros, Sandra Cipolla, reclamó “incorporar un eje de políticas portuarias, industria naval y marina mercante hablando de un concepto soberano de país”, y destacó la importancia de la “articulación público-privado y la unión del capital y el trabajo”.

En tanto que el coordinador de la Mesa Nacional de Unidad Pyme, Juan Ciolli, ratificó la importancia de la “unidad y alianza estratégica entre la producción y el trabajo”. “Las pymes y los trabajadores somos compañeros de destino porque nos necesitamos entre ambos sectores. No hay pymes sin trabajadores, ni trabajadores sin pymes”, enfatizó.

Del encuentro, que duró casi tres horas y del que participaron de manera activa representantes Pymes y sindicales de 28 organizaciones diferentes, fueron parte Pablo Perelmuter, de CAPITTEL; Carlos Minucci, de ASPEE; Alejandro Bartalini y María Victoria Policicchio de IPA; Roberto Villalba, titular del Sindicato de la Madera de Capital Federal; Marco Meloni, vicepresidente de ProTejer e IPA; y Martín Pollera, subsecretario de Políticas para el Desarrollo con Equidad Regional del Ministerio del Interior; entre otros.