Sin «los Gordos», el sindicalismo se unió para pedir que al FMI se le pague con la prórroga del impuesto a las grandes fortunas y con un tributo a los 100 agentes que fugaron divisas

La plana mayor del moyanismo, de la Corriente Federal y de las CTA, difundieron un documento en el que reclaman «Que la deuda no la paguen los de abajo». Pidieron que para cumplir con el FMI se prorrogue el impuesto a las grandes fortunas y que se ponga a tributar a los «100 agentes» que fugaron divisas.

Con un documento que lleva las firmas de los principales referentes del moyanismo, de la Corriente Federal de Trabajadores, de dirigentes de la CTA de los Trabajadores y de la CTA Autónoma, el sindicalismo reclamó hoy, a 40 años de la histórica movilización por Paz, Pan y Trabajo, «Que la deuda no la paguen los de abajo».

En el escrito, que no está suscripto por ninguno de los referentes de «los Gordos», repasan los lineamientos políticos y económicos de la última dictadura cívico militar y los emparentan con el perfil de endeudamiento que presentó la gestión de Cambiemos entre 2015 y 2019.

Además señalan que «el entendimiento con el FMI, ratificado por el Congreso de la Nación y aprobado por el organismo pone a nuestro país en una continua revisión trimestral por parte de los auditores del fondo, con las consecuencias que ello conlleva en términos de pérdida de soberanía sobre nuestras políticas económicas, fiscales y cambiarias».

Sin los Gordos, el sindicalismo se unió para pedir que al FMI se le pague con la prórroga del impuesto a las grandes fortunas y los 100 agentes que fugaron divisas

Los sindicalistas se preguntan «¿Quiénes son los que van a pagar esta ‘deuda – estafa’ al FMI?» y advierten que «los trabajadores y las trabajadoras no estamos dispuestos a hacerlo».

remarcan que «Ante cualquier ajuste nos convocaremos nuevamente a las calles, a lo largo y a lo ancho de nuestra Patria reclamando por lo que se comprometieron, salarios y jubilaciones por encima de la inflación, ningún tipo de reforma laboral ni previsional, las tarifas de los servicios públicas deben ser razonablemente accesibles para el trabajador».

Para los gremialistas «deben ser los sectores más pudientes de nuestra sociedad» quienes paguen la deuda y para ello proponen «que la Ley 27.605/21 se prorrogue y sea un aporte solidario extensivo de las grandes fortunas mientras dure el endeudamiento con el FMI».

Asimismo reclaman «que paguen los cien agentes que sabemos que
fugaron 24.679 millones de dólares
y «que los organismos de control fijen la mirada e investiguen a quienes tienen activos no declarados en el exterior y que paguen los que tienen que pagar».

Por último dejan un mensaje político a la coalición de Gobierno: «El gobierno del Frente de Todos, nuestro gobierno, llegó para poner fin a las injusticias, para poner en marcha el aparato productivo, para dar trabajo y para construir un Estado de bienestar donde podamos vivir dignamente».

El documento llevan las firmas de Pablo Moyano, Hugo Yasky, Sergio Palazzo, Víctor Santa María, Héctor Amichetti, Mario Manrique, Ricardo Peidro, Daniel Catalano, Carla Gaudensi, Hugo Godoy, Carlos Minucci, Omar Plaini, Edgardo Llano, Walter Correa, Daniel Yofra, Sonia Alesso, Horacio Arreceygor, Roberto Baradel, Juan Pablo Brey, Carlos De Feo, Jorge Kalinger, Vanesa Siley, Claudio Marín, Claudia Baigorria, Adrián Silva, Andrea Aranda, Beto Pianelli, Agustín Lecchi, Fabián Boccela y José Voytenco, entre muchos otros.

1 Comment

Comments are closed.