miércoles, junio 29

Se retoman las paritarias de los panaderos y suman un elemento de presión a la tensión inflacionaria en la canasta básica

La Federación Argentina Unión del Personal de Panaderías (Fauppa) declaró el estado de alerta en sus afiliados y amenaza con tomar medidas si el sector empresario no accede a una recomposición salarial «razonable» sobre la paritarias 2020-2021. Entre enero y febrero pasó de $1.100 y $2.000 la bolsa de harina tipo «tres cero».

En la jornada de hoy se retoma la paritaria de una actividad clave para el bolsillo. Es que los panaderos, estado de alerta mediante, volverán a verse las caras con la Cámara del sector a las 13 horas.

La organización indicó en un comunicado que aguardará hasta una reunión de hoy con los empresarios para tomar una decisión.

«Insistiremos en nuestro reclamo razonable de un 15% de incremento para cerrar la cláusula de revisión de la paritarias 2020-2021 -alrededor de 5.500 pesos-, mientras que los empresarios sólo han ofrecido un aumento de 3.500 pesos», consignó.

El gremio también criticó al sector empresario al señalar que «lejos se encuentra de ser parte de una sociedad que busca equilibrar la balanza en un contexto extremadamente difícil y alcanzar la siempre ansiada justicia social».

«Han demostrado estar cerca únicamente de sus propios intereses, porque la Covid-19 arrasó con la economía, pero aun más con la de los trabajadores panaderos que ven, día a día, diezmado su poder adquisitivo», advirtió la organización.

Por su parte los empresarios de la actividad vienen denunciando «el incremento desmedido de los precios de las materias primas, harinas, margarinas y grasas, todos los derivados del aceite».

Los panaderos piden la intervención del Estado porque entre enero y febrero pasó de $1.100 y $2.000 la bolsa de harina tipo «tres cero». Mientras que la caja por 20 kilos de margarina subió de $1.250 a $ 2.500.

Esas subas se trasladaron, paulatinamente, a precios y ya empiezan a ser parte del problema que enfrenta el plan Guzman para conseguir una meta inflacionaria del 29% en 2021.