jueves, octubre 6

«Las cargas sociales no son un tributo, son salario diferido. Recordemos esto porque cuando presentamos propuestas para reducir cargas sociales el que está pagando es el trabajador»

En su análisis sobre el Presupuesto, Vanesa Siley se refirió a las propuestas de reducir cargas patronales para incentivar el empleo. Recordó que se trata de «salario diferido» y recordó que en esos proyectos «el que está pagando es el trabajador».

La discusión del Presupuesto 2022 dejó una destacada participación de los diputados de extracción sindical que hicieron eje en el perfil de la Ley de leyes para apuntalar los empleos y sostener los puestos de trabajo en el marco de la pandemia.

La nota distintiva la puso Vanesa Siley, la referente de los judiciales de la Fesitraju, que además puso el acento en los proyectos de reducción de cargas patronales que se promueven tanto desde el oficialismo como desde la oposición.

Intervención de Vanesa Siley en diputados

«¿Cómo generamos empleo en Argentina?», se preguntó Siley. «Es una gran pregunta que muchas veces nos hacemos y a veces se revolean proyectos o propuestas, casi todas basadas en reducir cargas sociales», continuó.

Y cruzó el sentido común detrás de esos proyecto: «Recordemos las cargas sociales no son un tributo, no tienen naturaleza impositiva, son salario diferido del trabajador. Recordemos esto, que cuando presentamos propuestas y proyectos para reducir cargas sociales el que a está pagando es el trabajador».

Siley recordó que las cargas sociales no son un tributo, son salario diferido
Siley recordó que las cargas sociales no son un tributo, son salario diferido

Por otro lado, Siley pidió que se consolide la recuperación del salario real. «Que el salario le gane a la inflación es estratégico para generar empleo. Porque si tenemos trabajadores que consumen, tenemos mercado interno, Si tenemos mercado interno, tenemos empresarios que venden y que ganan, tenemos empresarios que contratan. Es la fuente principal de generación de empleo y la recuperación del poder adquisitivo».