martes, octubre 26

«Pata» Medina volvió a la Uocra, desafió a la justicia, reunió una multitud y Vidal aprovechó para subirse con la campaña

El ex titular de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) de La Plata Juan Pablo «Pata» Medina, quien sigue procesado por extorsión y amenazas pese a haber sido excarcelado en febrero pasado, encabezó anoche una multitudinaria marcha reivindicatoria. La exgobernadora, María Eugenia Vidal, lo subió a la campaña

Pese a que la Justicia no le permite realizar realizar ninguna actividad gremial, el dirigente sindical Juan Pablo «Pata» Medina desafió las normas al organizar una Asamblea General de afiliados a la UUOCRA seccional La Plata.

«Hoy lunes 23 de agosto a las 18 horas desde la Agrupación Política 22 de Enero y en unidad con el frente de Agrupaciones Unidas, vamos a hacer una asamblea dónde sellaremos de una vez por todas el destino de los miles de trabajadores y trabajadoras. Hoy no es un día más, hoy es un día que va a quedar grabado en cada uno de nuestros corazones», había escrito más temprano en una publicación de Facebook.

También se convocó a la marcha a través de las redes sociales desde el Frente de Agrupaciones Unidad Cristián «Puly» Medina Conducción, heredero del histórico dirigente de la UOCRA platense.

En definitiva, «Pata» y «Puly» convocaron a una multitud y se lanzaron en el plan de recuperar el control del sindicato cuando se normalice.

Acusado de asociación ilícita, coacción agravada y extorsión reiterada, Medina había sido detenido en septiembre de 2017 en su casa de Punta Lara, por orden del el juez federal de Quilmes, Luis Armella, luego de mantenerse atrincherado durante varias horas en la sede de la seccional, fue blindado por una densa concentración de trabajadores de la construcción.

«Todos sabían que para hacer una obra en La Plata había que pagar y el líder de esa mafia era él. En esta Argentina de hoy no sólo los mafiosos salen en libertad sino que hacen marchas reivindicatorias», se quejó en diálogo con la señal TN la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien se jacta de haber combatido durante su mandato a Medina y otras «mafias» que operaban en la provincia.

De las cuatro causas judiciales que tenía en 2017, solo una queda en pie, y tiene que ver con un expediente en el que se lo acusa de liderar una asociación ilícita y de cometer amenazas y extorsión contra empresarios de la construcción.

La causa instruida por Armella fue elevada a juicio oral y está en manos del Tribunal Oral Federal 2 de la Plata.