domingo, septiembre 25

Tras acusarla de “zurda de mierda», ahora golpearon y detuvieron a Norma Mores, opositora del gremio de gastronómicos de Rosario, cuando fue a reclamar cobertura de salud para su hijo discapacitado

Norma Mores, dirigente de la actual conducción de Uthgra Rosario y líder de la Agrupación opositora Gran Rosario, esperaba en la sala de la obra social de gastronómicos para pedir documentación de cobertura médica para su hijo discapacitado. La guardia de seguridad junto a una mujer policía la sacaron entre golpes y empujones para llevársela esposada. No es la primera vez que ejercen violencia contra ella.

La todavía secretaria de Actas y Afiliaciones de Uthgra Rosario Norma Mores terminó demorada durante 5 horas luego de que la expulsaran de la sede de la obra social del gremio a la que se acercó para reclamar cobertura médica para su hijo.

Acostumbrada a las reacciones violentas y a los atropellos, la dirigente que actualmente lidera una agrupación opositora, transmitió en directo su trayecto. «Vengo a que me vendan los bonos por discapacidad porque mi hijo tiene turno dentro de 4 meses con la neuróloga.»

Al ingresar, la mujer de seguridad de la oficina de nombre Wanda le pide que se retire: «Vos sabés que no podés estar acá, vos tenés una suspensión». Norma responde que fue a buscar una documentación de su obra social y que además la suspensión, que ya tramita por vía judicial, está apelada. A nadie le interesaron sus explicaciones.

Mientras Mores le pedía que mantuviera la distancia social porque todavía no está vacunada, Wanda se le pegaba y la seguía intimando para expulsarla de la sede de la obra social. Todo fue de mal en peor, con comentarios pasivo agresivos y amenazas veladas, hasta que finalmente terminó arrancándola de la silla por la fuerza junto a una oficial de policía.

Se la llevaron esposada y pasó 5 horas detenida en la Comisaría 2° de Rosario. Un grupo de trabajadores se acercó a reclamar por ella.

Norma viene padeciendo desde hace años una persecución de parte de los dirigentes del gremio a nivel discriminación sindical, ideológica y de género. Lo pudo demostrar el 26 de febrero cuando después de presentar junto a sus compañeros la lista Rosa en Buenos Aires a modo de represalia el secretario gremial de Uthgra Rosario, Sergio Ricúpero, la golpeó, le tiró el celular y la amenazó de muerte. Todo quedó grabado en audio porque Mores se presentó a trabajar con miedo, sabía que podía esperar lo peor.

 “Zurda de mierda, hija de puta ¿estás grabando con esto? Te voy a matar. Andá a denunciarme. A partir del lunes no entrás más acá.”, se lo escucha decir entre dientes, sin eufemismos.

En este momento hay dos causas judiciales, una penal y otra civil. En esa última quedaron imputados cuatro dirigentes; en la penal está imputado Ricúpero por violencia de género.

Como respuesta le impusieron una sanción sindical que refuerza la violencia de género y que la dejó sin sueldo desde julio y sin obra social. En septiembre llegó a encadenarse a la sede de la que hoy la sacaron a rastras. Entonces dijo: «Me quitaron todos mis derechos sindicales y tengo prohibición de ingreso a mi obra social sindical (tengo un nene con discapacidad que necesita tratamiento y que MARIO DI RENZO ESTA AL TANTO DE ESTA SITUACIÓN) Esto es un atentado a los derechos HUMANOS FUNDAMENTALES Y laborales, a la libertad y democracia sindical.»