viernes, octubre 7

La Corriente Federal rechazó el proyecto empresario para eliminar indemnizaciones: «Es un camino paulatino para eliminar de forma permanente los derechos laborales»

La Corriente Federal de Trabajadores (CFT) en la CGT rechazó las propuestas de «ciertos empresarios» tendientes a reformar el régimen de indemnizaciones para crear presuntamente empleo, y aseguró que ello «se impulsa con políticas económicas de crecimiento desde el Estado, como ocurre desde el Gobierno de Néstor Kirchner».

«Por eso, hasta 2012 se generaron 5 millones de puestos laborales con la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) vigente. La indemnización es una conquista histórica del movimiento obrero organizado, que apoya la reactivación económica del país, y la garantiza el artículo 14 bis de la Constitución al determinar ‘la protección contra el despido arbitrario”, remarcó.

El espacio gremial que lideran el titular de la Asociación Bancaria (AB) y de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB), Sergio Palazzo y Héctor Amichetti, sostuvo en un documento que «los empresarios denominan ‘Mochila Argentina’ o ‘Flexiseguridad‘ a esa protección y descalifican los derechos históricos de los trabajadores, a la vez que plantean la reforma de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) para terminar con las indemnizaciones».

«Esa iniciativa para inhumar la indemnización pretende convertirla en un seguro de desempleo. Plantean que las compañías abonen un seguro al Estado, que se genere un fondo a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y, luego del despido o renuncia, que el trabajador perciba un sueldo según su antigüedad», afirmó.

Para la Corriente Federal, el despido o renuncia impondría «el apremio patronal que convierte cesantías en ‘renuncias'», y advirtió que una vez impuesta la flexibilización «los términos del proyecto serían modificados una y otra vez, porque debilitaría a los trabajadores e iría en contra de sus conquistas históricas», puntualizó el documento.

También aseveró que la flexibilización empresaria es «un camino paulatino para eliminar de forma permanente los derechos laborales» y que ello solo «sería el principio», por lo que sostuvo que «el proyecto es negativo porque el derecho a la indemnización es disuasorio para que el empleador no pueda deshacerse del personal de manera tan fácil».

«Ese derecho también lo protege, porque el empleado recibe la totalidad de los años trabajados. La Corriente Federal rechaza en su totalidad las bases de esa iniciativa patronal porque no genera empleo y atenta contra la ley y los derechos», señaló.

Por último, enfatizó que «el empleo no crece con regresión histórica y desocupación, y tampoco por fuera de las normas y de la Constitución Nacional», concluyó.

La Corriente Federal de Trabajadores (CFT) en la CGT salió de esta manera al cruce de algunas iniciativas empresarias que, en los últimos días, comenzaron a circular respecto de la supuesta necesidad de reformar el régimen de indemnizaciones vigente.