miércoles, junio 29

La construcción y la industria a la cabeza de la destrucción de empleos

El 2016 fue un año de turbulencias en el mercado laboral argentino. Según los últimos datos oficiales disponibles, el Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional Atenea analizó la composición del empleo formal y examinó lo que fue la pérdida de asalariados registrados en las diferentes ramas de actividad económica y en las provincias durante el año que pasó.

Según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) para el mes de octubre de 2016 había un total de 12.000.065 trabajadores registrados . «De acuerdo con las diferentes modalidades ocupacionales, los asalariados privados representan el 51,41% del total, seguido por los asalariados ocupados en el sector público (26,04%) y por los monotributistas independientes (12,55%)», explica el trabajo de Atenea.

Si se lo compara con octubre de 2015, el total de trabajadores registrados evidenció una caída del 0,22%. Los monotributistas sociales sufrieron la caída más significativa (-8,86%), seguido de los asalariados del sector privados (-1,47%). Desde Atenea señalan que «debido al peso que tiene los asalariados registrados sobre el total, este sector es el que en términos absolutos presentó la mayor baja de empleados».

Por su parte, los monotributistas independientes son los que tuvieron el incremento positivo interanual más importante (3,46%), y fueron los que mejor comportamiento mostraron.

Respecto de los asalariados registrados se observó una pérdida total -133.768 puestos de trabajo que, si se contempla la compensación respecto de las altas de trabajadores, este número se reduce a -92.355.

«Las ramas de la actividad económica que se encuentran más afectadas por la pérdida de empleos son la Industria Manufacturera y la Construcción, los cuales concentran el 72% (-95.784) del total de las bajas», sostienen desde Atenea.

Por último, el informe señala que «en términos netos (es decir, contemplando las bajas y altas en cada caso) se evidencian 47.136 asalariados registrados menos en la Industria Manufacturera, mientras que, para la Construcción, el registro cayó 48.648 lo que equivale a una variación interanual (octubre 2015 – octubre 2016) de -3,75% y -10,56% respectivamente».