jueves, septiembre 16

Inaudito: La autopartista ex Valeo la despidió, logró su reinstalación y ser delegada, ahora la Corte Suprema ordena que se anule el fallo y la deja al borde del despido

La autopartista ex Valeo, ahora F2J Ligthing, despidió a Fabiana Fontana en su carácter de activista en 2014. Hace 4 años la Justicia ordenó su reinstalación. En 2018 ganó las elecciones y hasta el día de hoy es delegada. La semana pasada la Corte Suprema anuló la reincorporación alegando que la empresa está en crisis. Denunció que la UOM Córdoba está ausente en su caso.

En 2014 despidieron a 35 trabajadores tras 18 días de huelga por reivindicaciones laborales. En 2017 Fabiana Fontana recibió un fallo que ordenaba su reinstalación. En mayo de 2018 se postula para delegada y obtiene el cargo que le dura hasta hoy.

En abril de 2021 la Corte Suprema de Justicia anuló la reinstalación aduciendo los problemas económicos que la empresa había declarado y ordena a la Cámara VII revisar el fallo de la Cámara VI que había ordenado su regreso.

«En ese momento mis abogados me pidieron que me presente en la UOM para expresarles mi inquietud sobre qué harían ellos con respecto a mi situación. Me dijeron que ellos no iban a ir en contra de la Justicia, que no iban a hacer prácticamente nada hasta ver qué pasaba.», explicó Fontana en diálogo con FM La Tribu.

Aseguró también que la abogada de la empresa le aseguró a sus defensores en confianza que el sindicato de metalúrgicos le dijo que no iban a hacer nada con su caso.

El 3 de junio pasado la Cámara VII dio a conocer su resolución en la que avala la crisis de la empresa dejándo a Fontana al borde del despido. «Mis abogados están por presentar un recurso extraordinario donde le pide a la Corte que evalúe que la Cámara VI había hablado y había afirmado del tema sindical y militante mío.»

Respecto a la supuesta crisis que se argumenta, Fontana relata que en 2014 cuando despidieron a quienes protestaban, al poco tiempo contrataron personal, con horas extra, tercerizaciones, instalaron tecnología para reemplazar trabajadores. «No era que no había trabajo sino que estaba orientándose de otra forma. La manera de poder instalar esa tecnología era echándonos a nosotros que nos oponíamos.», señaló.

«El sector autopartista es muy fuerte en Córdoba, no se trata de una pyme. Valeo a pesar de la pandemia anduvo muy bien, ha crecido ampliamente, nosotros vemos cómo progresa la empresa, abre galpones, suma tecnología, mientras los salarios nuestros están planchados. Sobre todo acelera los ritmos de trabajo.», concluyó.