domingo, noviembre 27

«Hemos planteado al Gobierno, y en el ámbito del Ministerio de Trabajo, que los bancarios sean contenidos en el plan de vacunación urgente»

(Por Jorge Duarte @ludistas) Carlos Cisneros, secretario Administrativo de La Bancaria y diputado nacional, explicó que el gremio inició gestiones para que los trabajadores del sector sean incorporados como prioritarios en el plan nacional de vacunación. Además, pidió la unidad para una CGT «fuerte e independiente», promovió la reelección de Palazzo y adelantó que buscarán adecuar los salarios en la revisión paritaria.

El tucumano Carlos Cisneros habló hoy de amplio abanico de temas de la agenda gremial y laboral. Desde la necesidad de incorporar a los trabajadores bancarios al Plan Nacional de Vacunación Contra el Coronavirus como prioritarios, hasta lo que viene en materia salarial, pasando por las chances de Sergio Palazzo de ser uno de los pilares de la renovación de autoridades cegetista.

«La situación sanitaria en los bancos es compleja. Hemos trabajado desde el día 1 de la pandemia y desde el mismo momento que se decretó la cuarentena. Los bancos no han cerrado nunca sus puertas y los trabajadores han estado cumpliendo con su función de servicio», abre Cisneros su charla con InfoGremiales.

El dirigente especifica que «hay muy poca gente que no está bancarizada» y recuerda que «en la pandemia surgieron una serie de beneficios, como el IFE, que a la gente, a pesar de estar bancarizada, le interesa ir a cobrarlo a los bancos y que los atiendan».

Para Cisneros, secretario Administrativo de La Bancaria, los empleados de la actividad «hemos estado a la altura de las circunstancias» en el marco de la crisis sanitaria.

La permanencia en los lugares de trabajo aún en los peores momentos, generó una constante exposición al virus. Según las cifras que reseña el sindicalista, «sólo en Tucumán tenemos 15 muertos y más de 1300 compañeros que se han contagiado trabajando. Varios han quedado con secuelas».

Dadas las características de la labor que cumplen, desde el gremio creen que tienen que ser incorporados como personal prioritario para la vacunación. «Le hemos planteado al Gobierno y en el ámbito del Ministerio de Trabajo que los bancarios sean contenidos en el plan de vacunación urgente», relata Cisneros.

«El pedido ha sido bien recepcionado. Entendemos que en el transcurso de esta semana tiene que haber una respuesta», adelanta el sindicalista. Y pone de relieve sus expectativas: «A nosotros no nos gustaría tener que llegar a una medida de fuerza porque no se contemple este pedido. Nosotros sólo pretendemos garantizarle la vida a los trabajadores bancarios».

Cisneros, además de ser el virtual número 3 de La Bancaria, es diputado nacional. El gremio que lidera Sergio Palazzo es el único que cuenta dentro de su conducción nacional con dos legisladores nacionales. La otra es Claudia Ormaechea. «Nosotros acompañamos al Gobierno, lo sentimos nuestro y lo vamos a seguir acompañando. Pero creemos que esto debe ser solucionado a la brevedad», precisa.

Cisneros en la Cámara de Diputados

La Bancaria históricamente negocia sus salarios de enero a enero. Esa condición los expone a la situación de tener que pactar haberes con una perspectiva inflacionaria que mayormente no se cumple. De hecho este año se firmó un 29%, algo que ya quedó desfasado. «Hemos peleado mucho con el Gobierno de Macri porque no entendían que los trabajadores necesitan siempre una cláusula de revisión. La proyección de inflación es muy difícil que se cumpla», recuerda Cisneros.

En agosto está pautada la revisión salarial: «Somos optimistas en cuanto a la revisión y en que serán considerados los números que planteamos. No pedimos locuras pero queremos que el trabajador no pierda», vaticina.

Además pone en perspectiva lo que es la negociación: «Los bancos ganan siempre. No trabajamos en una Pyme, estamos en el corazón del sistema financiero. En cualquier escenario del país el banquero gana. Por eso nosotros buscamos un número que nos haga que no se pierda el poder adquisitivo».

Por último, Cisneros imagina que antes de fin de año Palazzo podrá ser reelecto. También lo proyecta para la conducción de la CGT en lo que será la renovación de autoridades prevista para octubre, si es que la pandemia lo permite.

Para el diputado «es necesaria la unidad de la CGT» por el momento que se vive. «Se barajaban varias alternativas y la bancaria tiene que ocupar un lugar destacado dentro de la nueva conducción, por trayectoria, por coherencia política y gremial y por lo que aporta dentro del sistema».

Y añade: «Me lo imagino a Palazzo dentro de un cuerpo colegiado de conducción de la CGT, porque ha demostrado capacidad, imaginación, vocación y porque se plantó cuando se tuvo que plantar».

«Lo de ‘el que gana conduce y el que pierde acompaña’ es un sueño. Hay que buscar que estemos todos en una sola CGT fuerte comprometida con los trabajadores y fuerte para marcar errores. Una CGT hiperoficialista no le hacen bien a los trabajadores ni al presidente. Tiene que tener independencia», concluye Cisneros.