jueves, diciembre 1

Facundo Moyano pidió perdón y le bajó el tono a la polémica: “No soy de tomar vino, pero no se debieron bajar las botellas para la foto”

Facundo Moyano reconoció que fue “un error” bajar las botellas de vino en la reunión con sindicalistas sub55, desmintió que hayan pagado 5 mil pesos por cada una y se refirió a la ausencia de mujeres en la discusión sobre género. «No soy de tomar vino, pero no se debieron bajar las botellas para la foto», sostuvo.

La semana pasada una reunión de dirigentes sindicales Sub55 que encabezó Facundo Moyano terminó en polémica por la ausencia de mujeres y por un detalle particular: se observaron botellas de vino escondidas.

El foco de las críticas estuvo centrado en el referente del gremio de peajistas y diputado nacional, quien este martes admitió el error de haber intentado ocultar las botellas y minimizó el asunto.

«Eso está pensado, la foto no es otra cosa que la realidad: en el sindicalismo hoy no hay mujeres. ¿Por qué no hay mujeres en la mesa?, porque no hay mujeres secretarias generales, por lo menos en proporción a los sindicalistas (de la foto)», sostuvo Moyano declaraciones a A24.

El legislador aseguró que no quiere meterse en «una discusión del feminismo» pero insistió en que «la mujer tiene que tener igualdad de condiciones para competir y demostrar que tiene más capacidad que hombres y mujeres, no por el hecho de ser mujer tiene que ocupar un cargo sindical de jerarquía».

Además reconoció que, al momento de tomar la fotografía, intuyó el revuelo que generaría: «Lo primero que dijimos fue que si publicábamos esa foto nos van a pegar porque no hay una mujer; inevitablemente la foto iba a molestar».

La publicación que generó controversia

«Si los hombres con responsabilidades, que son el 97% o más de todos los sindicatos, no dan lugar a esta discusión es imposible que las mujeres estén en una mesa como esta», planteó, e insistió con que «la foto es real, eso es el sindicalismo».

También se refirió a la otra polémica: las botellas de vino ocultas debajo de las mesas, más aun teniendo en cuenta que Moyano es impulsor del proyecto de ley de alcohol cero al volante. «Una cosa es la ley seca y otra el alcohol cero al volante, no estoy diciendo ‘no tomen vino’, a los jóvenes les digo ‘si tomas, no manejes'».

Reconoció que alguien en ese encuentro sugirió ocultar las botellas para tomar la foto: «Pasó eso: fue una estupidez, no se tendría que haber hecho. Yo no soy de tomar vino, y menos en un almuerzo. Creo que que un colega tuyo -dirigiéndose a la conductora Romina Manguel- dijo que salía $ 5.000 la botella», por lo que lo corrigió y aseguró que salía $ 700.

No obstante admitió que la imagen «fue una pavada, un error», y ofreció disculpas: «No tendría nada de malo tener una botella de vino arriba de la mesa».