jueves, octubre 6

Docentes, estatales y profesionales de Jujuy marcharon por apertura de paritarias: «Hace cinco meses que los sueldos de los empleados estatales están congelados»

Trabajadores estatales de Jujuy concretaban hoy una jornada de lucha unificada con una marcha hasta la Casa de Gobierno local, en San Salvador de Jujuy, en la que exigieron que se convoque a paritarias para equiparar los salarios a la inflación, entre otras reivindicaciones laborales.

La manifestación, a la que se sumaron docentes del sector privado, se resolvió en medio de un paro de 24 horas en reclamo de una “real discusión paritaria” que incluya «un aumento igual a la inflación”, entre otras demandas, algunas ya comprometidas pero no ejecutadas por el gobierno de Gerardo Morales, según los organizadores de la protesta.

“Aquí estamos todos los trabajadores estatales unidos: profesionales, docentes del sector público y privado, del escalafón general, municipales: este es el camino que tenemos que seguir”, expresó el secretario general de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (Apuap), Nicolás Fernández.

«Vamos a necesitar muchas marchas como estas para poder abrirle las manos a un Gobierno que actúa de manera arbitraria, desleal e intransigente”, agregó.

El gremialista explicó que la aspiración de los sindicatos es que el Gobierno jujeño brinde respuestas a los reclamos sobre mejoras salariales y en las condiciones de trabajo que vienen reclamando desde hace tiempo.

En la misma línea, Rodrigo Guerrero, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), advirtió que en Jujuy hay “sueldos de pobreza y miseria que no se pueden soportar más”.

“Queremos salarios dignos acordes a la canasta básica”, sentenció y llamó a trabajadores de otras actividades a unirse e las protestas.

Por otro lado, Silvia Vélez, secretaria general de la Asociación de Educadores Provinciales de Jujuy (Adep), consideró como un hecho alentador que los trabajadores se animen a manifestarse a pesar de las advertencias del gobierno local sobre «día no trabajado, día no pagado», lo que implica que la medida de fuerza impactará sobre el adicional por presentismo.

“Hemos perdido el miedo, eso es importante y lo estamos manifestando hoy acá”, subrayó Vélez y luego se sumó a las críticas sobre el bajo nivel de los salarios en la provincia.

Junto a Apuap, ATE y Adep participaron de las protestas el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) y agrupaciones políticas como el Polo Obrero, entre otras entidades.

Los participantes, entre otros puntos en común, coincidieron en sus denuncias sobre el ajuste salarial en la provincia, ya que a pesar de la inflación «hace cinco meses que los sueldos de los empleados estatales están congelados», a excepción de un “miserable 6% que le impuso el Ejecutivo a los docentes”, según plantearon.

El petitorio de los gremios prioriza, según las presentaciones realizadas en los últimos días, «cerrar la paritaria 2021 y lograr consensos para la 2022”, tras haber perdido en el año 2021 «un 15% de poder adquisitivo» producto de la inflación registrada.