martes, septiembre 27

Desorden y retroceso: la «convocatoria» informal de Alberto para alinear precios y salarios avivó los malestares gremiales con el Gobierno Nacional

La virtual «convocatoria» de Alberto para «alinear precios y salarios por los próximos 60 días» avivó viejos malestares sindicales con el «estilo» presidencial. Se volvieron a enterar por los medios de una política que los involucra. Ahora no hay certezas sobre que versará la cumbre planteada por Massa para este jueves. Recordaron que el Gobierno, con Beliz como alfil, sólo logró bajar las expectativas paritarias mientras que los precios subieron a discreción.

«No tenemos que hacer un pacto de precios y salarios. Los salarios van a subir de acuerdo a las paritarias, lo que tenemos que congelar son los precios», disparó ayer Mario «Paco» Manrique el número dos del SMATA y secretario Gremial de la CGT.

Se trató de una de las tantas respuestas que los dirigentes cegetistas le hicieron llegar a Alberto Fernández tras la virtual «convocatoria» en la informalidad total de Alberto Fernández para «alinear precios y salarios por los próximos 60 días».

«Tenemos leyes para frenar los precios y las tenemos que aplicar», agregó Manrique, también referente del Frente Sindical para el Modelo Nacional, en declaraciones a El Destape Radio.

El discurso presidencial molestó en los popes cegetistas por la falta de certezas. Nadie sabe si es algo de lo que se hablará el jueves en la cumbre que encarará Sergio Massa o es una cita que se tejerá en forma paralela e independiente.

Desorden y retroceso: la "convocatoria" informal de Alberto para alinear precios y salarios avivó los malestares gremiales con el Gobierno Nacional

Sin embargo, no sorprendió. No es la primera vez que los dirigentes se enteran por los medios de medidas que los involucran directamente e, incluso, los tiene como protagonistas.

Adicionalmente hay un problema endémico. Casi todos los años desde que asumió Alberto hay distintos intentos de diálogo social para, justamente, alinear precios y salarios. En todos ellos, con Gustavo Béliz como interlocutor, ocurrió lo mismo: se fijó un horizonte paritario de acuerdo a una inflación proyectada en conjunto con los empresarios y luego suben los precios a discreción.

«Es vieja e infructuosa la historia de los acuerdos de precios y salarios entre empresarios y sindicalistas. Aquí lo que corresponde es que el Gobierno intime a las empresas formadoras a retrotaer los precios que aumentaron para cubrirse de una posible devaluación y alentar la rediscución en paritarias de las escalas salariales que han quedado desfasadas por el brutal índice de julio que en alimentos supera el 10% mensual», le dijo el referente de la Corriente Federal (CFT) Héctor «Gringo» Amichetti (Gráficos) a BAE Negocios.

Y agregó: «No puede haber acuerdo entre los que sacaron ventaja de la corrida y quienes resultamos afectados».

Convocatoria

Por su parte el titular de la secretaría de Políticas Educativas de la CGT Sergio Romero, referente de los sectores encolumnados con Héctor Daer, hizo foco en que a los formadores de precios «se les fue la mano».

«Se deben reabrir las paritarias para poner en valor los salarios, como ocurrirá en septiembre próximo con los gremios docentes», sostuvo en declaraciones a Telam.