martes, septiembre 27

Cruje la CGT: tras la decisión de los «Gordos» de frenar el paro general, Palazzo toma distancia y suenan rumores de salida

Tras su frustrada propuesta de paro general para responder al atentando a CFK, el dirigente bancario Sergio Palazzo abandonó el grupo de Whatsapp que comparte con el resto de la conducción de Azopardo. Crecen los rumores de salida de la central obrera. Por el momento se trata de una decisión personal. Palazzo es la principal figura de la Corriente Federal de Trabajadores.

La falta de reacción en las calles de la CGT frente al atentado a la vicepresidenta generó un fuerte malestar dentro del Consejo Directivo. Distintos sectores, incluso algunos que no comulgan con CFK, consideraron necesario elevar el reclamo a una gran movilización, especialmente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Sin embargo la respuesta de los gremios mayoritarios resultó en un comunicado que dejó muchas disconformidades y postergar la decisión al lunes. Más tarde cancelaron, sin muchas explicaciones, ese encuentro también.

Sergio Palazzo, uno de los sindicalistas más cercanos a Cristina Fernández de Kirchner, se enteró por medios de comunicación que se levantaba la reunión del Consejo Directivo. Así se descartaba su propuesta de huelga general.

Horas después el bancario decidió salir del grupo de Whatsapp en el que participaba junto a otros dirigentes de la central. Nadie lo esperaba ni estaba al tanto.

Ayer, fuentes de la Mesa Chica de la Azopardo le aseguraron a InfoGremiales que la unidad se mantiene pero hubo reticencia a las medidas porque consideraron que «los temas los define la CGT, no nos van imponer agenda desde los K».

Efectivamente, la propuesta de realizar un paro general en repudio al atentado a Cristina Kirchner y a la democracia estuvo fuertemente impulsada desde el moyanismo y la Corriente Federal de Trabajadores que conduce Palazzo con Héctor Amichetti, Walter Correa, Vanesa Siley y varios otros. Hoy por hoy son los sectores gremiales más cercanos a la vicepresidenta. Contaron además con el apoyo de la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky.

Hace dos días, mientras esperaba la reunión cancelada del lunes, el propio Palazzo afirmaba «Tiene que haber un paro lo más rápido posible con una gran movilización». criticó el silencio de la oposición y en especial el de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich luego del atentado. «El discurso de odio de la oposición casi llevó a un magnicidio», aseguró entonces.

Desde el entorno de Palazzo aseguraron a este medio que por el momento se trata de una decisión personal pero su posición como líder de la Corriente Federal y de Diputado Nacional tiene peso propio y podría acarrear novedades e incluso arrastrar a otros dirigentes.