jueves, diciembre 1

Con médicos desbordados, malos tratos y paga insuficiente, denuncian que el único hospital de Chascomús sólo atiende riesgo de muerte

Hace días se conoció en Chascomús el malestar del personal de salud del Hospital Municipal San Vicente de Paul. Médicos de guardia y personal de enfermería denuncian malos tratos, jornadas extenuantes, falta de infraestructura apropiada y paga insuficiente. El Hospital es prácticamente el único efector de salud de la ciudad y está desbordado.

Los profesionales de la guardia del Hospital Municipal de Chascomús son dos médicos clínicos, dos pediatras y tres turnos de entre 2 y 3 enfermeras y enfermeros que, según explicó el Dr. Luciano Soler a Grupo Tiempo, «no dan abasto». Ya hicieron llegar al intendente Javier Gastón (FdT) el pliego de reivindicaciones sin obtener respuestas al momento. Está previsto realizar un paro el próximo 15 de febrero en caso de que no haya señales.

La pandemia agudizó un conflicto que, aseguran, ya tiene larga data. Hubo un relajamiento social en los cuidados y aumentaron los casos. Al ser consultado sobre la situación en el Hospital San Vicente de Paul
«Yo estoy hace 6 años trabajando en la guardia. Siempre trabajé en la guardia. El maltrato psicológico de parte de las autoridades municipales, en el sentido de que por ejemplo en la habitación de los médicos no podes descansar 5 minutos porque no están dadas las condiciones edilicias.», explicó Soler.

«Nosotros estamos reclamando que no nos traten como ganado sino como personas», dijo. Ante la escasez de personal para atender emergencias «las autoridades en vez de pedir perdón, o llamar otro médico para que nos ayude, nos hostigan porque la ambulancia no salió a atender a la hija de tal. Este hostigamiento llevó a que la situación no de mas.», reconoció.

«En la zona esta situación no se repite. Chascomús paga menos y trata mal.», puntualizó, y al mismo tiempo reconoció que quienes llevan la peor parte son las y los enfermeros porque viven en Chascomús. «Por un lado el hostigamiento y por otro lado no pueden hablar porque los echan. Son los que más trabajan y también los que más la sufren.»

Pero la situación ya no dio para más y ahora se suman a la protesta. Piden como mínimo condiciones edilicias adecuadas y recomposición salarial al personal de enfermería. También piden reducción horaria y pago de títulos.