martes, diciembre 6

Cavalieri y Palazzo enfrentados en una pulseada de colosos por el encuadre de los trabajadores del Banco Nación

Se trata de vendedores, sí, pero de servicios bancarios. De ahí nace el conflicto que enfrenta a dos pesos pesados y opuestos. Palazzo pidió el arbitrio de la CGT y le dieron la razón. Cavalieri llevó el tema a la Justicia Laboral que en estos días debería emitir su posición al respecto. La resolución del conflicto podría generar un efecto dominó para el lado que se defina.

Actualmente están bajo el convenio colectivo mercantil pero el dirigente Sergio Palazzo los reclama como bancarios por tratarse de empleados de la firma Banco Nación Servicios S.A.

«La demanda iniciada por la Asociación Bancaria es por la totalidad de las y los trabajadores de Nación Servicios», aseguraron desde el gremio en un comunicado. «Son bancarias y bancarios».

Desde Comercio se defienden y aseguran que realizan tareas vinculadas a la administración y los servicios de la entidad, por lo que les corresponde, como hasta ahora, su representación.

Palazzo pidió la intervención de la central obrera que nuclea a ambos gremios, la CGT, a través de su Comité Arbitral, que le dio la razón. Cavalieri lo llevó al Confederal y a la Justicia.

La Cámara Nacional de Apelaciones terminó con los alegatos el 25 de octubre pasado. Ahora el expediente se encuentra en su fase de resolución y dictado de sentencia, con lo cual se debiera dirimir en cuestión de días.

La definición del conflicto generará jurisprudencia para otros conflictos similares de encuadramiento.

El convenio bancario es más beneficioso para los trabajadores, tiene un salario mínimo más alto y mejores condiciones laborales por lo que ya se movilizaron para generar presión al respecto.