jueves, agosto 11

“Cachorro” Godoy reclamó «tomar medidas inmediatas para superar» la desigualdad y la convocatoria urgente al Consejo del Salario

El secretario general de ATE, Hugo «Cachorro» Godoy se expresó sobre las últimas estadísticas socioeconómicas de la UCA que ratificaron lo que ya habían verificado desde la CTA-A, 4 de cada 10 argentinos son pobres y 1 de cada 10 pasa hambre a diario. En sentido reclamó medidas concretas que superen la mera declamación con las desigualdades. Además, el dirigente sindical subrayó la necesidad de que se convoque de manera urgente al Consejo del Salario.

De acuerdo al último informe del Observatorio Social de la UCA, 4 de cada 10 argentinos y argentinas son pobres, tanto por ingresos como por privaciones elementales en cuanto al acceso a vivienda, educación, servicios básicos o empleo, entre otras dimensiones. Y de ellos, 1 de cada 10 experimenta hambre de manera cotidiana.

Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de ATE y Adjunto de la CTA Autónoma señaló que esa información “ratifica los informes que desde el Instituto de Estudios y Formación de la CTA Autónoma venimos difundiendo y respalda nuestro reclamo por medidas urgentes para terminar con el hambre en la Argentina”.

En esa línea, una demanda central de la CTA-A es que se establezca un Salario Universal para dar respuesta inmediata a los 4 millones y medio de personas que viven en la indigencia, es decir, que padecen hambre en Argentina.

“Es una prioridad que lamentablemente el Gobierno ha abandonado”, apuntó Godoy. “La cuestión no es declamar contra la desigualdad sino tomar medidas inmediatas para superarla, fundamentalmente para quienes padecen hambre”.

Empleo

El informe de la UCA también analiza la situación del empleo y precisa que el 60% de la población activa tiene un empleo precario, un trabajo de indigencia o está desocupada.

Ante esa realidad, “se hace indispensable que el Gobierno convoque de inmediato al Consejo del Salario Mínimo para reabrir esa discusión”, afirmó el líder sindical. “Ya en marzo dijimos que el 45% de aumento, que se había aprobado por mayoría y que la CTA-A se abstuvo de apoyar, era insuficiente. Los hechos han ratificado esta aseveración”.

“Es urgente que se establezca un nuevo incremento que permita superar la inflación, porque todas las previsiones tanto desde las centrales sindicales, como desde los sectores empresariales, estiman que va estar por encima del 70%. Y en el caso de los alimentos, a donde van principalmente los menguados ingresos de los sectores populares, estará por encima del 80%”, advirtió.