viernes, diciembre 2

#Antisindical El titular de la Cámara de la Industria del Software presentó como «declaración jurada» una nota en la que niega la organización de los informáticos

Se trata de Sergio Candelo, presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software. La ley le impone presentar un libre de deuda gremial y elevó una nota en la que asegura que «no corresponde» porque «no contamos con gremio por ser empresa de software». Malestar de los informáticos: «Es una vergüenza y una provocación».

En octubre del año 2020 el Congreso convirtió en ley el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, un nuevo régimen de promoción que significó una ampliación de la antigua Ley de Software, vigente desde 2004. Además definió mejoras y elementos novedosos que no estaban presente en la ley anterior.

La norma, que ya había sido denunciada por contraria al modelo sindical por parte de la Asociación Gremial de Computación (AGC), le impone a las empresas la obligación de presentar un libre deuda gremial.

En ese marco Sergio Candelo, presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) elevó como «declaración jurada» una escueta nota que desató la furia de los informáticos.

«Informamos a ustedes que NO corresponde presentar libre deuda gremial ya que precisamente no contamos con gremio por ser empresa de software», dice.

La misiva fue catalogada como «una vergüenza y una provocación que solo busca conservar privilegios» por parte de Ezequiel Tosco, titular de la AGC.

«Más grave aún es el contenido de su misiva, que escapa totalmente a las leyes nacionales, al espíritu de la Ley de Economía del Conocimiento y cuyo objetivo sólo puede entenderse como la defensa mezquina de los privilegios del sector», remarcó el dirigente.

Y recordó que se trata de una actividad «que no ha parado de recibir beneficios de todo el conjunto de la sociedad, que con mucho esfuerzo ha destinado recursos a expensas del Estado para la promoción de la industria del software, como ser grandes descuentos en Impuesto a las Ganancias, Aportes Patronales, bonos y, por si eso fuera poco, la reciente quita de retenciones».

Y concluyó: «Actitudes torpes y ajenas a derecho como la del señor Candelo no pueden tener lugar en un contexto de crisis como el actual, donde debe primar el diálogo social para la búsqueda de soluciones concretas».