miércoles, junio 29

A horas de vencer la conciliación, el gremio del neumático busca perforar el techo salarial y amenaza: «Hasta que no tengamos respuestas las cubiertas no van a salir»

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA), único gremio industrial en manos del sindicalismo clasista, negocia contrarreloj la revisión de la paritaria 2021. Quiere superar el 63% de aumento y conseguir que se paguen las horas extras al 200%. A las 18 horas vence la conciliación. «Hasta que no tengamos respuestas las cubiertas no van a salir», señalan.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) que comanda Alejandro Crespo, único gremio industrial en manos del sindicalismo clasista, negocia contrarreloj la revisión de su paritaria 2021. Lo hace en el marco de una conciliación obligatoria que ya fue extendida y que vence esta tarde a las 18 horas.

La intención del gremio, que ya rechazó una oferta que alcanzaba el 63%, es conseguir un incremento que se ubique por arriba de esa línea y el pago de las horas al 200% para quienes cumplen tareas los fines de semana y quienes tienen sistemas de trabajo que superan las 40 horas semanales.

Por el momento la negociación está estancada. Desde el gremio apuntan a la Cámara empresaria y hablan de una «baja incidencia» de los salarios sobre el precio final de las cubiertas.

«El costo de mano de obra tiene una incidencia extremadamente baja sobre las ecuaciones económicas de las empresas, siendo en forma concreta, el costo de mano de obra por cubierta de solo $1000 ¡sí $1000!, mientras en los principales diarios salen notas diciendo que ‘comprar cuatro neumáticos nuevos, del modelo más vendido en Argentina cuesta entre $230.000 y $237.000′», señaló el SUTNA.

Para el sindicato «una respuesta negativa de las patronales» al reclamo «no tendría ninguna razón económica ni de ningún carácter lógico que la justifique, la negativa a sanear en parte el atraso salarial que tantos perjuicios causa a cada compañero y su familia solo podría explicarse en el intento desvergonzado de quienes quieren mantener a cada compañero sometido económicamente por no poder cubrir con sus necesidades básicas y obligarlo de esta manera a realizar horas extras y todo otro tipo de pedido por fuera de sus obligaciones contractuales».

Una potencial falta de acuerdo en el encuentro de hoy podría desatar un conflicto a gran escala. «Las cubiertas las fabricamos los trabajadores de FATE, de Bridgestone, de Pirelli. Hasta que no tengamos respuestas esas cubiertas no van a salir», había advertido el propio Crespo en el acto realizado el jueves pasado frente al Ministerio de Trabajo.