Lejos del 18 que propone el Gobierno, fruticultores acordaron 35% en paritarias

Lejos del 18 que propone el Gobierno, fruticultores acordaron 35% en paritarias

Lejos de las expectativas salariales del Gobierno, los empleados fruticultores de Río Negro y Neuquén cerraron un aumento salarial del 35%. Ni el “Momo” Venegas, el gremialista más cercano a La Rosada, le da lugar a la pauta propuesta por Triaca.

La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), que conduce Gerónimo Venegas, obtuvo un aumento salarial del 35 por ciento en paritarias para los empleados fruticultores de Río Negro y Neuquén, informó hoy el dirigente gremial.

Venegas señaló que “la actividad de la fruticultura está en crisis y, haber logrado ese porcentaje de mejora salarial para quienes cumplen tareas en la cosecha de la fruta en esas dos provincias, es una muy buena noticia”.

El titular de UaTRE, también jefe de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, explicó que el jornal de ocho horas fue establecido en 634,90 pesos, en un sector que incluye 35 mil puestos de trabajo.

El dirigente sindical destacó del mismo modo que el incremento salarial será retroactivo a noviembre último para los trabajadores cosechadores de ciruela, cereza y durazno, según informó en un comunicado.

Los delegado y subdelegado regional de la UATRE en Río Negro y Neuquén, José Liguen y Omar Figueroa, respectivamente, gestionaron la firma del acuerdo con las cámaras empresarias y el Ministerio de Trabajo de la Nación luego de “arduas negociaciones”, aseguró.

Liguen sostuvo en ese sentido que luego de siete “duros encuentros” con los empresarios se logró el convenio paritario.

“La paritaria es dura todos los años y, esta vez, no fue la excepción. El acuerdo conformó a todos los rurales”, expresó.

En relación con el Ejecutivo rionegrino, Liguen -también diputado provincial- sostuvo que el gobernador Alberto Weretilneck siempre “se preocupó por llegar a buen puerto y trabajar en conjunto”.

También enfatizó respecto de la próxima cosecha que “las perspectivas son buenas porque se ocupará a 35 mil trabajadores”.